Nicolás Guarnier — Comunicación Social FCPyS

El próximo domingo 24 de marzo se conmemoran cuarenta y tres años del nefasto golpe de Estado al gobierno de Isabel Martínez de Perón,  que dejó un saldo de más 30.000 argentinas y argentinos desaparecidos.

La renovación de las Becas Progresar que dio a conocer el Gobierno Nacional el martes 2 de febrero, dejó boquiabiertos a los y las estudiantes que la recibieron el año pasado y se inscribirán este año. Según la información del Boletín Oficial, el Estado cubrirá los mismos costos que en 2018, los que variaron desde $1250 hasta $4900 por estudiante. Es decir que, el último aumento del que gozaron las Becas Progresar fue en febrero del año pasado teniendo en cuenta que la inflación anual de este fue del 47,6%. Esto denota el interés del macrismo de destruir las posibilidades de los argentinos y argentinas de desarrollarse en las casa de altos estudios.

Previo al macrismo, el Programa de Respaldo a Estudiantes de Argentina funcionó como una ayuda social y económica e incentivó a continuar los estudios universitarios a los más necesitados. Se entregaban alrededor de $900 por mes durante 12 meses de manera fija; todos lo recibían por igual y no estaba reducido a un programa de becas con un presupuesto limitado. Obviamente, el macrismo priorizó los intereses de los de afuera y ajustó sobre un derecho que permite a las y los argentinos levantar un poco más la cabeza.

En el año 2018, fueron beneficiarios de las Becas Progresar alrededor de 640.000 estudiantes que accedieron a ella para sustentar sus carreras, dejando afuera a aproximadamente más de 300.000 estudiantes. Todo esto por un plan de ajuste llevado a cabo directamente desde el Gobierno Nacional y aplicado por el actual Ministro de Educación Alejandro Finocchiaro. El Programa de Becas consiste actualmente en el pago de un monto entre $1250 hasta $4900 que permanece fijo durante 10 meses, dependiendo si es estudiante primario, secundario o universitario. El Gobierno recortó $7.000 millones de pesos destinados al mantenimiento del Progresar.

Ante las necesidades económicas, el Estado proveía de cierta cantidad de dinero a los y las estudiantes con el fin de generar inclusión social e igualdad de condiciones. Hoy en un país donde se recorta el presupuesto que va destinado a la Educación, donde cada vez cuesta más el transporte, fotocopias y la bandeja del comedor, el Gobierno Nacional mantiene el mismo dinero destinado a Becas que el año pasado. Parece que se les ha olvidado o mejor dicho no les interesa, el progreso de las grandes mayorías.

Si Mauricio Macri y sus secuaces hoy en día deciden congelar las Becas Progresar, lo que están logrando es vaciar las Universidades y colegios en general de las clases sociales con menos ingreso económico, negándoles la posibilidad, no solo de acceder, permanecer y egresar del sistema educativo, sino de ascender socialmente mediante estudios universitarios, secundarios o terciarios.

 

 

 

http://revuniversitaria.com.ar/index.php/universidad/2600-cuanto-cuesta-acceder-a-la-universidad-nacional-de-cuyo

https://tn.com.ar/economia/el-gobierno-congelo-los-montos-de-las-becas-progresar-para-cursar-estudios-universitarios-y_938055

https://chequeado.com/el-explicador/que-cambio-en-las-becas-progresar-entre-la-gestion-de-cfk-y-de-macri/

https://www.minutouno.com/notas/3061809-por-los-cambios-el-plan-progresar-mas-362-mil-estudiantes-dejaran-percibir-el-beneficio

 

Teniendo en cuenta que el fútbol en Argentina es el deporte más visto y practicado, por lo tanto el deporte más popular de nuestro país, desde la Agrupación Universitaria Nacional estamos realizando la 8va edición del Torneo Malvinas Argentinas.

Dicho torneo interuniversitario busca promover e incentivar el compañerismo y no la jerarquización de méritos individuales. Hoy en día el deporte, por esto que nombramos anteriormente, desprestigia lo noble y apasionante del fútbol amateur, adaptándose al mercado y convirtiéndose exclusivamente en un negocio.

Actualmente están participando del torneo, 23 equipos masculinos y 7 femeninos de distintas universidades de la provincia entre ellas: UNCuyo, UTN, Congreso, Siglo XXI, entre otras.

En esta edición nos dimos la política de llevar a cabo una campaña solidaria con aquellos mendocinos y mendocinas que más se ven afectados con las políticas  del Gobierno Nacional y Provincial, que van en contra de las clases populares generando ajuste y empobrecimiento.En el contexto actual, se hace necesario complementar el deporte más popular con el Movimiento Social Universitario, donde seguiremos recolectando alimentos no perecederos y ropa para el Comedor “Santa Faustina”. Si bien este deporte se trata de competir, no es el verdadero fin. Nuestro objetivo principal es bregar por el trabajo en equipo y la solidaridad con quienes padecen las políticas de Mauricio Macri y Alfredo Cornejo.

A su vez también nos dimos otra política. Teniendo en cuenta las herramientas que no nos brindan carreras como Comunicación Social, hemos innovado en esta 8va edición, fomentar prácticas de fotografía o cualquier material digital destacado (videos, entrevistas, relatos, etc.). Por esto mismo estamos realizando un concurso donde invitamos a participar a estudiantes a modo de práctica o de hobby, en el cual se premiará con 2 cervezas artesanales al mejor material digital de la fecha.

Creemos necesario en estos tiempos, reivindicar al fútbol de forma colectiva, que se expresa de igual modo en la actividad política. Por eso, promovemos estas consignas solidarias en el torneo. Sabemos que el triunfo ante los problemas que se nos presentan se logra en equipo. Ya el fútbol amateur desde esta perspectiva deja de ser algo meramente competitivo y pasa a ser una actividad cada vez más comprometida y justa para el bien de los/as apasionados/as de este deporte.