Opinión

¿Son necesarios 190 días de clase?

Escrito por Jueves, 29 Noviembre 2018 13:43 Publicado en Opinión

El gobierno de Mendoza dispuso el inicio de clases para el 18 de febrero y se extenderán hasta el 11 de diciembre “para garantizar 190 días de clases”, diez más de lo que habitualmente se proyecta año a año. Para Cornejo, esto implica necesariamente un “salto de calidad”, algo que no podría estar más lejos de la realidad. Analicemos la situación con los criterios del macrismo.

En primer lugar podemos ver, que más días de clase o mayor carga horaria no garantiza una mejor educación. De acuerdo a las pruebas PISA, países como Austria, Alemania, Hungría, Corea del Sur o Finlandia tienen menos horas en el aula que los alumnos de nuestro país, pero sus resultados en las pruebas son superiores.

 

Una aclaración antes de continuar, las pruebas PISA dependen de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), institución a la cual el gobierno le rinde pleitesía. La misma reúne a los 36 países que concentran el 80% del PBI mundial, el 75% de la Inversión Directa Extranjera en el mundo y el 60% del comercio global.

Si entre los primeros lugares figuran las principales potencias económicas ¿es la educación garantía de dominio o bonanza económica? ¿O acaso podría ser la evaluación ser funcional a sus intereses? Eso ya sería materia para otra nota, por ahora tomaremos las cifras que usa Cambiemos.

Hasta ahora parece que Cornejo sólo busca agregar días para adelantarse a los conflictos salariales del año que viene. Vale decir, seguirá ajustando.

Desmentida la pretensión del gobernador morado, ahora podemos realizar una análisis más profundo. ¿Qué diferencias podemos encontrar entre los sistemas educativos? El contexto nacional, el presupuesto y el papel de la educación en cada país.

Cualquier sistema educativo del mundo tiene dos elementos fundamentales, el docente y los alumnos. Pero separarlos de la realidad en la cual viven es imposible. Antes de evaluar los resultados de Lengua y Matemáticas, por una cuestión de pura humanidad (y hasta de lógica), cabe preguntarse antes si estas personas tuvieron algo para comer esos días o si pueden sostenerse dignamente con sus salarios.

Según la UCAel 62,5% de los niños argentinos son pobres, 8 millones de menores tienen algún tipo de carencia (alimentaria, vivienda, educación, salud, saneamiendo entre otras) y uno de cada tres se alimenta en comedores.

Según el Cippec, en los primeros dos años de macrismo el poder adquisitivo de los docentes de todo el país cayó en promedio un 6%. Si sumamos lo sucedido este año entre ajuste y devaluación, según un estudio de la Universidad Nacional de Avellaneda el salario docente ha retrocedido un 18,1%.

Si tomamos en cuenta los fondos, según el presupuesto nacional, por cada 100 pesos destinados al pago de deuda, apenas 38 van a Educación. En una analogía del dinero, para el macrismo es tres veces más importante la especulación financiera que la educación nacional. Ni que hablar de la salud, el trabajo y otros.

Podríamos discutir largo y tendido sobre los distintos sistemas educativos para implementarse en el país. Debatir si mejoramos la formación docente en la escuela clásica, adoptar métodos al estilo finlandés o la educación Waldorf. Orientarnos a la formación técnica, el expresionismo o iniciativa individual. Dirigir la formación teniendo el cuenta el contexto regional o nacional.

Sería un interesante debate para dar en la sociedad en conjunto, pero en la situación que vivimos actualmente esto resulta ocioso. No nos faltan días de clase, sino que escacean los recursos y sobra el hambre. 

Leer más …


 “Puedes guardar las cenizas, yo tengo su corazón. Porque él vivió de tal suerte, que vivo vive en la muerte”. Leonardo Favio

Se expresan en el mismo hecho, dos caras de la misma moneda. La revolución y la contrarrevolución. Ambas recorren el continente concomitantemente, conviven, pero a su vez están en permanente disputa.

Hace algunas semanas Jair Bolsonaro, decidió dar por finalizado el programa “Más Médicos”, que brindaba servicios de salud a los más necesitados del gigante suramericano. Dicho programa tuvo origen en el año 2013, durante el gobierno de Dilma Rousseff, y le permitió al país contar con la colaboración de 8.000 médicos cubanos, que proveían de salud a más de 24 millones de brasileros. Los lugares más inhóspitos, las zonas marginadas y las mayorías más pobres del Brasil, habían recibido una atención para ellos antes inimaginada.

Hoy esos médicos se han visto obligados a abandonar el país y vuelven a Cuba, donde Raúl Castro los ha recibido personalmente, como “hijos de la Patria”. Estos repatriados forman parte de los 50.000 sanitarios que tiene Cuba, actualmente, repartidos por 67 países en los que cumplen una tarea fundamental para ayudar a los pueblos del mundo.

Como decía Perón, “Sólo los pueblos calificados con un alto índice de cultura política, pueden llegar a ser artífices de su propio destino.” Talvez esta haya sido la obra más importante de Fidel, dotar al pueblo cubano de los instrumentos para adquirir un alto grado de conciencia política que, durante décadas les permitió resistir bloqueo genocida que Estados Unidos realizó sobre la isla.  No obstante, la incasable política antiimperialista de Fidel, la cual le valió más de 700 intentos de asesinato, les ha permitido hoy, a los cubanos, tener el mejor sistema educativo y de salud de América Latina, “exportando” médicos a todo el mundo, mientras como contrapartida el Macri brasilero los expulsa.

A continuación, compartimos el homenaje que “Mariano Artigas” hizo en el momento de su fallecimiento, a Fidel Castro.

_______________________________________________________________________________________________________________________________________

FIDEL, VOCACIÓN DE ETERNIDAD

Llega esta noticia como un rayo en la noche serena, no somos eternos, más allá de que lo dicho y lo hecho por este personaje tan singular de la historia mundial, haya tenido una especie de vocación de eternidad. Sobre todo para aquellos que aunque sea en letra de molde lo conocieron mejor, seguramente de algún modo les marcó la vida.

Por lo que fue, desde su más tierna edad, su niñez tuvo una gran vocación de justicia que lo llevó por los caminos más dispares, a veces discutido, a veces admirado, a veces tratado con devoción, pero jamás desmentido. Este ímpetu irrefrenable, inclusive a sus 90 años, de vivir en un mundo más justo.

Una de las últimas advertencias fundamentales de Fidel, es que hay una especie que está en peligro de extinción, se refería a nosotros, los seres humanos. Y agregaba, para que esto no ocurra, el combate más importante es el de las ideas. Tratando de brindar claridad a toda la humanidad.

Cuando leemos cada una de las producciones, en el final de su vida, vemos que estaba tan informado sobre lo que pasaba en Argentina, en Angola, en Vietnam, en Irán o Estados Unidos. La humanidad, la espectacular inmensidad y la condición de ser humano, impactó a las generaciones del 50 y todas las sucesivas hasta el día de hoy. Por esa enormidad espiritual de sentirse integrante de esa especie que sufría. Y él sufría con el sufrido, y eso lo ubicaba en la ruta del sufriente. Hoy todos los sufrientes del mundo, sufrimos la desaparición de física de Fidel. Solamente la física, porque por su vocación de sufriente y de eternidad, no creo que desaparezca como tal.

Personalmente puedo decir, que más allá de tener la natural admiración, que tenemos todos los que militamos en política, de un hombre que en su envergadura nos supera ampliamente. Todos los hombres y mujeres que entregamos parte de nuestras vidas en función de que en algún momento podamos estar en una sociedad más justa, admiramos a Fidel. Porque jugó su vida hasta el último centavo, de su salud, de su inteligencia, de su capacidad, de su voluntad para que esto fuera mejor.

Con una vocación de eternidad que queda implantada en todos los que alguna vez lo escuchamos o buscamos comprenderlo. Y en consecuencia, demuestra que en el último combate que se libra contra la muerte, ganó.  Tengo la impresión, de movida, que no se va más.

 

Leer más …

En la siguiente nota, haremos una reseña introductoria al Libro “El patriarcado del salario” (2018) de la autora Ítalo-estadounidense Silvia Federici. Esta docente, escritora y militante feminista y marxista; comienza a abordar el estudio de las obras de Marx durante los años ´60. A través de un punto de vista marxisa la autora, ha criticado el rol asignado a la mujer en el capitalismo y plantea la necesidad de remunerar el trabajo doméstico.

En la introducción de la obra, Federici plantea la importancia que tiene la obra de Marx para el feminismo. Entiende que “ha contribuido enormemente en el desarrollo del pensamiento feminista, entendiendo este como parte de un movimiento de liberación y de cambio social, no solo para las mujeres sino para toda la sociedad”[i]. A partir del estudio del marxismo, junto a algunas compañeras, es que estas descubren que los padres del socialismo científico y posteriormente el resto de los socialistas europeos, habían omitido u analizado de manera muy escasa la explotación que sufrían las mujeres de la época. Es así, como este grupo de mujeres retomando algunas categorías de Marx: su método de análisis, el materialismo histórico, la teoría del valor, el modo de acumulación y las relaciones salariales en el capitalismo, intentan explicar la opresión sufrida por las mujeres y a la vez elaborar una crítica al marxismo desde el feminismo.

La tesis central de la autora es el salario para el trabajo doméstico. Partiendo de reconocer que existe un trabajo reproductivo/ doméstico que no es considerado como trabajo y por ende no es asalariado.

Federici, entiende que la opresión que sufren las mujeres se da a partir de la división sexual del trabajo. Según esta división, el trabajo productivo es aquel que produce bienes y servicios (es decir mercancías) y está asignado fundamentalmente a los hombres; y por otro lado, está el trabajo reproductivo que es asignado fundamentalmente a las mujeres.  Cabe aclarar, que este último, no debe ser entendido solo como la reproducción de la especie, sino como toda labor destinada a satisfacer las necesidades básicas del trabajador para que este pueda regenerar y reproducir su fuerza de trabajo.

El conflicto del trabajo productivo/reproductivo, está íntimamente ligado a la discusión del salario y de cómo a partir de mediados del siglo XIX, producto de cambios económicos y sociales, es que las mujeres comienzan a ser expulsadas de las fábricas y relegadas al ámbito doméstico. Esta situación va a generar que el hombre sea el único que perciba un salario (el salario familiar), desarrollando de esta manera una relación de dependencia total de la mujer para con el hombre. Este proceso va a ser denominado por la autora como “patriarcado del salario”. En palabras de Federici “a través del salario se crea una nueva jerarquía, una nueva organización de la desigualdad: el varón tiene el poder del salario y se convertirte en el supervisor del trabajo no pago de la mujer”[ii]

Esta división entre trabajo asalariado/no asalariado, comenzará a acentuarse a fines del siglo XIX mediante leyes que reducían el trabajo de la mujer y posteriormente la expulsará de la fábrica. Además, se desarrollará un proceso de transición en la forma de producir del capitalismo que pasa de la industria liviana, textil, a la industria pesada. Para ello será necesario un tipo de obrero distinto, con otras características. (más enérgico, fuerte, disciplinado). Concomitantemente con este proceso se va a ir conformando la familia proletaria nuclear, institución creada en favor del interés del capital, en la cual el hombre trabaja y percibe un salario y la mujer queda relegada a las labores domésticas y percibe como “remuneración” el amor y cariño de su familia.

 Para concluir, es importante señalar que consideramos sumamente necesario y justo que el trabajo doméstico sea reconocido como tal, es decir un trabajo, que otorga valor agregado a los bienes y servicios y por ende colabora en la producción de riqueza de un país. Compartimos con Federici la importancia de la lucha por el reconocimiento y la aplicación del salario para el trabajo doméstico y valoramos enormemente el aporte de esta autora (y de otros) a una causa que consideramos justa como es la emancipación de la mujer.



[i] Federici, S. “El patriarcado del salario”, pág. 11.

 

[ii] Federici, S. “El patriarcado del salario”, pág. 14

 

Leer más …

Bullrich, entre la negligencia y el gorilismo

Escrito por Sábado, 24 Noviembre 2018 22:05 Publicado en Opinión

El bochorno que presenciamos los argentinos y el mundo ante lo que ha sido el espectáculo deportivo más esperado de los últimos tiempos, deja en evidencia nuevamente la inutilidad  de la ministra Bullrich. Desde la Redacción de esta revista, exigimos su renuncia apuntando contra la negligencia con la que ha tratado los asuntos de Seguridad Nacional, hoy, y desde que asumió su cargo. «Si tenemos un G-20 ¿no vamos a dominar un Boca — River?» había declarado soberbiamente en días anteriores. 

A los crímenes contra las vidas de Maldonado y Nahuel, el encubrimiento del asesinato del chico Facundo Ferreira, la legitimación de la doctrina Chocobar del «disparar por la espalda es solo un detalle», se le suman un fracaso operacional que tiene íntima relación con su concepción política. Todos los resortes del Estado están dispuestos a sostener la política de ajuste y endeudamiento que ha implementado este gobierno. Las fuerzas de seguridad también. La negligencia con la que se hizo cargo  Bulrrich de un partido de fútbol es diametralmente opuesta a su maestría en cuanto a reprimir la protesta social se refiere.

La violencia en las canchas no es más que el reflejo de la violencia de una sociedad resquebrajada social y culturalmente, entre otras cosas, por la política de entrega llevada adelante por Macri y compañía. La paz social y el bienestar del pueblo son objetivos inalcanzables si la miseria y la exclusión crecen como lo han hecho en años de Cambiemos. 

Inadaptados ha habido y habrá siempre. Si no hay una política decida a romper con estos grupúsculo de barras que se entreverán con la dirigencia de los clubes y la dirigencia política en ese «Triángulo de las Bermudas» donde se pierde el fútbol (en palabras de Javier Cantero), hechos como el actual seguirán ocurriendo.

Las víctimas hoy son millones de hinchas que postergaron su pasión y los jugadores víctimas de la inoperatividad de la Ministra de Seguridad. Pero los hechos podrían haber sido mucho más graves, como lo han sido bajo su conducción previamente. Por este motivo, hoy más que nunca, exigimos la renuncia de Bulrrich, no solo por negligente, si no por peligrosa para la integridad del pueblo que resiste en las calles las embestidas de este gobierno.

Leer más …

BOLSONARO Y LA DESINTEGRACIÓN SURAMERICANA

Escrito por Miércoles, 21 Noviembre 2018 23:31 Publicado en Opinión


“Somos un país porque no pudimos integrar una nación y fuimos argentinos porque fracasamos en ser americanos. Aquí se encierra todo nuestro drama y la clave de la revolución que vendrá”. J. A. RAMOS

El recientemente electo gobierno de Brasil ha amenazado, en estos últimos días, con abandonar el Mercosur si no se realizan “cambios profundos” en el bloque.

Estas declaraciones han sido realizadas por Tereza Cristina, quién será Ministra de Agricultura y por Paulo Guedes, que será Ministro de Economía. El planteo es muy claro, “el Mercosur no será una «prioridad» del gobierno entrante”.

Este Mercado Común del Sur, que nace en 1991 y tiene como objeto desarrollar un proceso de integración entre los países de la región, hoy se está viendo afectado por la política de algunos de los gobiernos de los países miembros, como Brasil, que responden a los intereses de la extranjería, más que a los de sus propios pueblos.

El Mercosur ha llegado a representar como bloque la quinta economía del mundo, después de Estados Unidos, China, Alemania y Japón; fundado en la riqueza energética, alimenticia, de minerales, de conocimiento y valor agregado, etc., que poseen sus países. Su mayor auge tuvo lugar cuando sus Estados miembro eran conducidos por Cristina Fernández de Kirchner, Dilma Rousseff, Pepe Mujica, Hugo Chávez, entre otros. La unidad y la integración son el único camino posible para llevar adelante una defensa de los intereses de la región frente a los embates de las potencias imperialistas, como los Estados Unidos, que a partir de la especulación financiera que han instalado a través de los bancos en todo el mundo, saquean a los pueblos.

Esta defensa de nuestros intereses, no constituyen una prioridad para gobiernos como los de Macri y Bolsonaro, como así lo expresan.

«Necesitamos ver nuestros intereses, Brasil intenta fortalecer al Mercosur al decir lo que quiere» pero si sus planteos son desoídos «en un caso extremo Brasil sale», declaró Tereza Cristina.

El grupo sudamericano «no puede continuar como está porque es desventajoso para nosotros», señaló la colaboradora del presidente electo Bolsonaro.

«El mundo es muy rápido y dinámico, ya es hora de rever al Mercosur sin dejar el protagonismo de Brasil y sin dejar de tener relaciones con nuestros vecinos», opinó Tereza Cristina, una dirigente vinculada al agronegocio, durante una entrevista publicada en el diario O Globo.

Guedes aclaró sin embargo que el Brasil de Bolsonaro «no romperá ninguna relación comercial» pero calificó al bloque fundado por Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay como una «prisión cognitiva» porque impide comerciar unilateralmente con otras regiones.

Esta política responde a un enfrentamiento directo con algunos gobiernos de la región, como el de Evo Morales en Bolivia o el de Maduro en Venezuela ya que, Bolsonaro tiene planeado llevar adelante un ajuste brutal sobre el pueblo brasilero de similares características al que está realizando Macri en la Argentina.

 

 

“Guedes, titular de un fondo de inversión y doctor de la Universidad de Chicago, dijo que a partir de 2019«será posible reducir a cero el déficit fiscal», actualmente en el orden de los u$s 40.000 millones”.

“Pero la primera gran acción será ir atrás del Congreso para aprobar la reforma jubilatoria, algo que intentó el gobierno de Michel Temer el año pasado y no tuvo respaldo parlamentario a raíz de la crisis generada por las acusaciones de corrupción”.

«Para atacar el segundo ítem de los gastos públicos haremos privatizaciones y para el tercero será necesario una reforma del Estado para bajar los gastos en la máquina publica, reducir impuestos y generar en tres años 10 millones de empleos nuevos», dijo.

“Guedes anunció que habrá paquetes con medidas que serán anunciados gradualmente, así como la apertura de la economía a la importación”.

Cualquier similitud con el macrismo, no es coincidencia, sino que es fruto de un plan de saqueo nacional, orquestado y sostenido por los medios monopólicos de comunicación y la Universidad.

Fuente: http://www.ambito.com/937859-futuro-ministro-de-economia-de-bolsonaro-afirmo-que-el-mercosur-no-sera-prioridad-para-brasil

http://www.ambito.com/940121-futura-ministra-de-bolsonaro-exigio-cambios-profundos-en-el-mercosur-para-que-brasil-siga-en-el-bloque?fbclid=IwAR1xHAPYmKszx3sR63AVbmebCdfTw57OEWMYPNsgxWDmjbF_kQlp2Cs2ktM

 

 

Leer más …

Así como lo anunciábamos en una nota anterior, esta segunda parte tiene el objetivo de analizar el problema de la necesidad del salario para el trabajo doméstico, desde un punto de vista situado. Situado en el conflicto que viven las mujeres argentinas en el marco de una triple opresión, nacional, social y sexual.

El artículo al que hacíamos referencia anteriormente, “Contraatacando desde la cocina”, lo escribe la autora, en respuesta a una norteamericana Carol Lopate y a partir del cual polemiza con algunos sectores de la izquierda que, consideran que el atraso político de las mujeres se supera mediante su ingreso a las fábricas.

Tesis ésta que, Silvia Federicci no comparte, al plantear que no se puede ingresar a algo de lo que ya formamos parte. Este algo serían las relaciones de producción capitalista, de las cuales no estamos excluidas en nuestro carácter de reproductoras de fuerza de trabajo. Afirma que plantearlo de esa manera es, no asumir este trabajo como trabajo no asalariado.

En segundo término, también rechaza y le adjudica a esta izquierda, tener la misma estrategia con los países del “tercer mundo” para salir del subdesarrollo a partir de desarrollar algún tipo de industria. En este aspecto, creemos, debemos hacerle una crítica.

Es necesario decir que el planteo de la autora es interesantísimo por muchas razones. Nos obstante, no podemos dejar de mencionar que la autora es de origen ítalo-estadounidense, lo cual nos remite a adentrarnos en el objetivo, previamente planteado de realizar un análisis situado, con todo lo que ello implica. La autora habla desde el punto de vista de los países centrales.

En la Argentina, el ingreso de las mujeres a las fábricas, como producto de la política de industrialización por sustitución de importaciones, que comienza en la década del ´30 y que decididamente se profundiza con el peronismo en nuestro país, revolucionó la vida de las mujeres; y del país también, haciéndolo ingresar definitivamente en el siglo XX. Abelardo Ramos describe la transformación que vivieron las mujeres en esa nueva Argentina con belleza y con agudeza: “Cambió servidumbre personal por la explotación impersonal del capitalista”.[i]

 En nuestro país

En la Argentina, más o menos en la misma época, año 19751977, quién planteaba la defensa del salario y la jubilación para el ama de casa era, justamente, Abelardo Ramos. Son destacables algunos puntos que trata en “Feminismo y lucha política” que, a pesar de haber sido escritas hace casi 40 años, son de gran originalidad para aportar al debate en nuestros días.

Hablaba sobre la triple explotación que sufren las mujeres en un país semicolonial como la Argentina. Una opresión nacional que se da de los países centrales (industrializados) a las colonias y semicolonias (países “periféricos” exportadores de materias primas). Una opresión social, de una clase sobre otra. Y una opresión sexual o de género, que ejercen los hombres sobre las mujeres.

En este marco y bajo estas consideraciones se plantea la necesidad de liberación integral de la mujer. Asunto que por ser de carácter estratégico debe ser discutido por hombres y mujeres. Incluso va a señalar que es más importante que la política universitaria o que la política obrera, en algunos casos, por afectar a la mitad de la población.

Como no podía ser de otra manera, comprendía que no hay un solo feminismo, sino que existen múltiples y diversos puntos de vista sobre el mismo:” Ni siquiera en Francia o en la Europa avanzada es posible elevar por encima de las clases la cuestión feminista. Con mayor razón en una semicolonia. De ahí que sea posible en Europa referirse a un “feminismo burgués” y en la Argentina a un “feminismo oligárquico” o “pequeño burgués”.

El SACRA (Sindicato de Amas de Casa de la República Argentina) fue fundado en 1983 a partir de una política del FIP. Se puede leer en su página de internet, ¿Por qué luchamos? La consigna es clara. Salario, jubilación, sindicato y obra social.

Las mujeres producen bienes y servicios, riqueza, valor agregado que no se contabiliza en el PBI. Es sencillo, si aquellas tareas que realiza el ama de casa, de un día para el otro dejaran de hacerse, habría que contratar una empleada que cuide a los niños, que lave, planche y cocine.

Números actuales

Sí el trabajo que realizan las mujeres fuera remunerado, una mujer debiera cobrar aproximadamente en Mendoza $14.500. Las mujeres dedican en promedio 7,4 hs. diarias al trabajo doméstico y los hombres 3,6 hs. Esto no cambia cuando la mujer tiene un segundo trabajo fuera del hogar.

El trabajo no remunerado de las mujeres “representa el 20,4% del PBI de Perú, 19,7% en México, 19,3 en Colombia y 15,4% en Ecuador. En Argentina se estima que sería de 20%”. Durante el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner más de 2.000.000 de mujeres pudieron jubilarse como amas de casa[ii].

La defensa integral de las mujeres debe ser promovida a través del Estado. Reivindicar el salario y la jubilación para las amas de casa, es proteger a las mujeres que, frente a una situación de dominación y falta de autonomía, se ven sometidas a situaciones de violencia económica, sexual, física o verbal y cautivas de relaciones de pareja, muchas veces, con hijos a cargo.

 

 



[i] Ramos, Jorge Abelardo. “Revolución y Contrarrevolución en la Argentina. La Era del Peronismo”. Pag. 122. Ed. Honorable Senado de la Nación.

Leer más …

«Tengo la profunda esperanza que esta bandera, en días, pronto, será plantada en el mar argentino en el recuerdo de nuestros 44 tripulantes”, es la polémica frase que esbozó Mauricio Macri en el aniversario de la desaparición del submarino Ara San Juan, el 15 de noviembre pasado. Días después, sorpresivamente se comunica el hallazgo del submarino perdido hace más de 365 días. ¿Será sólo una coincidencia milagrosa o es parte de una estrategia del gobierno sobre el hecho?

Dar certezas o conclusiones de lo sucedido sería prácticamente una irresponsabilidad si se tiene en cuenta la cantidad de información difusa que existe. Ahora bien, es indudable el mal manejo de la información que el Gobierno ha sostenido desde el inicio mismo de la pérdida de contacto con la tripulación del ARA San Juan. El primer mensaje que reciben los familiares es a través de Twitter y por el ministro de Defensa, Aguad. Según algunas fuentes él mismo de dicha noticia y desde un avión y desconcertado por la falta de noticias no se le ocurrió otra cosa que decir que: «Recibimos siete señales de llamadas satelitales que provendrían del submarino San Juan. Estamos trabajando arduamente para localizarlo y transmitimos la esperanza a las familias de los 44 tripulantes: que en breve puedan tenerlos en sus hogares.» Se confirmó luego que dichas llamadas nunca sucedieron. La indignación de las familias se iba acrecentando. 

Algunos pueden creer que era parte de un lavado de manos, otros una irresponsabilidad y una desidia sin antecedentes. Aguad comunicó que se enteró por parte de los medios de comunicación de lo sucedido porque no se lo había comunicado el Jefe del Estado Mayor de la Armada Argentina, Marcelo Srur. El mensaje del extravío del submarino tardó 48hs en ser traspasado al ministro, al parecer esto fue una consecuencia de una interna entre la Marina y la Armada y el papel que Aguad ha jugado en ella.

Los y las familiares de las víctimas que viajaban en la tripulación han declarado entre otras cosas, lo siguiente: 

Jorge Villareal, padre de una de las víctimas: “El Presidente fue al año a Mar del Plata y dijo que se iba a esclarecer todo (…) Eso te hace sospechar que ellos sabían.” Isabel Polo, hermana de otro tripulante dijo: “Ellos ya sabían de esto… Sabían todo. Cuando el presidente Macri dijo en el acto de Mar del Plata que en pocos días íbamos a saber que había pasado, es porque lo sabían…Todo esto fue un circo armado.”

Claudio Rodríguez, hermano del maquinista del ARA San Juan: “El ocultar información ha sido permanente. Siempre supimos que era así. Lo que sí se yo que ocurrió es que hubo abandono de persona”. (…) “Tenemos tres objetivos que son la búsqueda, la verdad y la justicia. Ahora vamos por la verdad para saber qué pasó porque acá hay responsables, seguramente”.

Si el ARA San Juan fue encontrado efectivamente fue gracias a las familias que presionaron para que la búsqueda no terminara con algún tipo de certeza como se pretendía desde el Gobierno.

Es imposible tratar de comprender lo ocurrido fuera del marco de recorte presupuestario que las diversas áreas del Estado Nacional Argentino han sufrido. Sólo así se explicaría el porqué de que el submarino haya registrado 21 anomalías en una revisión de 2016 y cuando en enero de 2017 debía entrar en mantenimiento, no se hizo.  El àrea donde se encontraron los restos del submarino ya había sido señalada por empresas extranjeras que habían sido contratadas por el Gobierno para tratar de esclarecer la situación y se estimaba que en ese lugar había un 90% de posibilidades de hallarlo. Tuvo que pasar más de un año. Es menester tener en cuenta además que estas empresas, sobre todo estadounidenses e inglesas, tuvieron la oportunidad, con la excusa de buscar el submarino extraviado, de investigar, obtener información estratégica sobre los recursos argentinos que se encuentran en la zona investigada. El tiempo demostrará qué utilización harán de ello.

Ojalá la Justicia pueda resolver el caso para brindarle tranquilidad a las familias que buscan responsables de la pérdida de sus seres queridos y al resto del pueblo argentino que mantiene su destino atado al macrismo que vuelta a vuelta demuestra su desinterés por la verdad. (RU)

 

 

______________________________________________________________________________________________________________________________

La localización del ARA San Juan trajo consigo enormes sospechas debido a la desidia del gobierno frente a la desesperación de familiares por saber la verdad sobre sus seres queridos. Sin reconocer el vaciamiento presupuestario o las 21 fallas detectadas en el submarino, el gobierno, tras desestimar la búsqueda y casi de casualidad, encuentra el submarino con interrogantes sobre su hundimiento.

El dolor de los familiares antes estos hechos que ponen bajo a sospecha a Oscar Aguad, Ministro de Defensa de la Nación, quien  junto a Mauricio Macri desplegaron una verborrea grandilocuente que terminó en vergüenza. El accidente que constaba en registros desde el 14 de noviembre de 2017 , recibió asistencia 2 días después.

La indignación de los familiares que debieron soportar comparaciones del jefe de la Base Naval Mar del Plata, contralmirante Gabriel González, quién afirmó aliviado que “…por fin ahora los medios de comunicación van a poder a hablar de héroes de verdad y no de tipos como Maldonado”. Esto pinta de cuerpo entero la indiferencia del gobierno liberal y sus cúpulas para con la vida de los argentinos, banalizando el tratamiento de casos que podrían caratularse de lesa humanidad y que ya tiene causas abiertas en la justicia.

La lucha de los familiares de los marinos del ARA San Juan conmueve a todos los argentinos y es respaldada por organismos de derechos humanos.

El Estado de derecho pasó a ser un adorno para Cambiemos. La vida un bien transable para medios de comunicación concentrados que usufructúan el dolor de las víctimas del ARA San Juan.

 

Fuente: Página 12

Leer más …

Silvia Federici, autora del libro “El Patriarcado del Salario. Críticas feministas al marxismo”, en su primer capítulo “Contraatacando desde la cocina”, desarrolla como tema central, la naturaleza del trabajo doméstico como reproductor de la fuerza de trabajo en la que se asienta el funcionamiento del sistema capitalista y qué implica que este no sea reconocido como trabajo y, por lo tanto, no sea remunerado.

Esta nota constituye una especie de reseña sobre el capítulo, pero introduciendo contenido adicional que permita clarificar a un más, el tema que tratamos.

Federici va a partir explicando cómo, desde el surgimiento de la sociedad capitalista y de la implementación del salario obrero se ha podido llevar adelante la explotación directa de los y las obreras. Pero en lo que se pretende hacer hincapié es en que, precisamente a través del salario, es como se ha organizado la explotación de los trabajadores no asalariados.  

La falta de remuneración hace aparecer a el trabajo doméstico, tarea que realizan mayoritariamente las mujeres, como un servicio personal, ajeno al funcionamiento del sistema capitalista.

Para entender, cuál es la naturaleza del trabajo doméstico y por qué a partir de este trabajo, se produce el producto más preciado que se pueda ofrecer en el mercado capitalista, que es la FUERZA DE TRABAJO, debemos remitirnos a algunas categorías de la teoría económica marxista, especialmente: La Teoría del Valor – Trabajo.

“Todas las mercancías, hasta las más diversas, tienen una única propiedad común, que es que su valor proviene del trabajo humano incorporado a ellas”[i].

“De este modo, como cualquier otra mercancía, la fuerza de trabajo del hombre tiene un valor, determinada por el “tiempo de trabajo necesario para su producción”. Como resulta que el tiempo necesario de trabajo para la producción de mercancía “fuerza de trabajo”, corresponde a los medios de subsistencia del trabajador… Y que no puede reducirse al simple mínimo de las necesidades fisiológicas) …[ii]

Esto quiere decir que el valor de uso (necesidad que satisface) del trabajo humano, siempre es mayor que su valor de cambio (precio) por el que se intercambia en el mercado.

“A partir de un determinado nivel de la productividad del trabajo humano, la fuerza de trabajo comprada por el capitalista y utilizada por él, produce más valor que el que hace falta para cubrir los gastos de subsistencia y de reproducción del trabajador[iii]”. Eso es la plusvalía, una porción de trabajo no pago.

Lo que debiéramos preguntarnos es ¿Por qué el trabajador vende, no obstante, su fuerza de trabajo? La respuesta es porque es lo único que tiene. No es propietario de tierras, de capital, de los medios de producción, etc. Lo único que posee es su fuerza de trabajo y la vende a cambio de un salario.

Ahora bien, si la fuerza de trabajo es una mercancía que se vende ¿Quién produce esa mercancía fuerza de trabajo? La respuesta es, el TRABAJO DOMÉSTICO.

En que consiste el trabajo doméstico

Es mucho más que la limpieza de la casa. Consiste, esencialmente, en servir a los que ganan el salario, física, emocional y sexualmente. Es tenerlos listos para el trabajo del día siguiente. Es la crianza y cuidado de los hijos, los futuros trabajadores, cuidándolos desde el nacimiento hasta la adultez.

Detrás de cada trabajo en la fábrica, de cada escuela, oficina, supermercado, etc., está oculto el trabajo de millones de mujeres que han consumido su vida y su trabajo en estas tareas.

Federicci explica porque el trabajo doméstico y la familia son los pilares de la producción capitalista.

La falta de salario actúa como un elemento disciplinador. Y la familia institucionaliza esa falta de salario y por consiguiente nuestra dependencia hacia los hombres; fundado en la idea de que las mujeres realizan aquellas tareas por amor, cuando en realidad lo que se espera recibir a cambio es un salario, el sustento para vivir. Lo que se consolida es una división de poder desigual, que ha disciplinado no solo la vida de las mujeres, sino también la de los hombres, que quedan atados a trabajar porque si quisieran dejar de hacerlo se encontrarían con que su familia no come.

Esta concepción socialmente impuesta, condiciona especialmente a las mujeres a la hora de buscar trabajo, viéndose obligadas a vender su fuerza de trabajo a bajo costo en trabajos que suelen ser una extensión del trabajo reproductivo o doméstico, basado en estas habilidades domésticas cuasi naturales que se nos adjudican.

Oculta, además, la duración real de la jornada de trabajo y divide a la clase trabajadora, oponiendo supuestamente, a los que trabajan frente a los que no trabajan, que serían parasitarios respecto de los primeros. Es una forma de ponerlos en competencia y hacernos creer que tenemos intereses distintos.

Quedan así planteados los fundamentos teóricos del problema. En una próxima nota nos referiremos a como se ha tratado el tema en la Argentina y cuál es el estado actual del mismo.

 

 

 

 

 

 

 

 



[i] Marx va a plantear que el valor de las cosas corresponde a la cantidad de trabajo medio socialmente necesario incorporado a ellas, considerando condiciones normales de producción, una especialización y una intensidad media de trabajo en el momento de producción.

[ii] Marx, Karl. “El Manifiesto Comunista. Antología de “El Capital””. Colección Fontana. Pag. 156.

[iii] Ídem.

 

Leer más …

Los hijos de las víctimas sufren por partida doble, ya que en muchos de los casos la madre es la víctima y el padre es el victimario.

En casi seis años, 83 hijos perdieron a su mamá en un femicidio en Mendoza. Son hijos de las 38 mujeres asesinadas, generalmente con mucha saña, en un marco de violencia de género. En la mayoría de los casos el hecho fue llevado a cabo por parejas o ex parejas. Para los hijos, otro drama, ya que suele ser su padre. De ellos 59 eran menores de 18 años al momento del hecho y 24 mayores de esa edad.

A veces han sido testigos inocentes del macabro momento, incluso de reiteradas violencias previas, de las que quizás también fueron víctimas directas o indirectas. Han visto el cuerpo de su madre ensangrentado, herido, inerte. Otros simplemente recibieron la noticia de que esos brazos ya no estarían para ellos porque alguien decidió arrebatárselos.

La ley 20.791 que introdujo la figura de femicidio  como agravante en el país fue sancionada en noviembre de 2012. Estos asesinatos se produjeron desde entonces en la provincia. Los que sucedieron antes, eran menos visibles, atenuados bajo otras miradas y otras figuras jurídicas.

La Casa del Encuentro elaboró un informe para diario Los Andes con el seguimiento de casos desde la sanción de la ley hasta marzo de este año a los que luego se sumaron los más recientes.

Entre los más resonantes aparece, por ejemplo, el de Julieta González (21), asesinada a golpes por su pareja, y cuyo cuerpo apareció en Cacheuta. Tenía entonces un hijo de 3 años.

O el de Mariana Suárez Pallers (34 años), quien tenía ocho hijos, todos menores. Justamente uno de ellos vio el ataque a balazos que recibió su madre el 11 de noviembre de 2016 en su casa del barrio Democracia de Las Heras. “El papá mató a la mamá”, le dijo a su abuelo paterno cuando fue a la casa de él a buscar ayuda.

También el de Ayelén Arroyo (19), que fue degollada por su padre –quien la abusaba– y tenía una niña de 18 meses.

Hay casos en los que el asesino también se cobra otras vidas, como las madres de su víctima primaria o incluso los hijos.

El último hecho que sacudió a la provincia ocurrió el domingo pasado: Ivana Milio (46) fue asesinada por su pareja, quien está detenido. Fue con tal saña que tenía rotos casi todos los huesos del rostro y hasta una especie de agujero hecho con la punta de un televisor. Su hija de 13 años fue la primera que ingresó a la casa y se encontró con el escenario. Además tenía otros dos hijos, de 22 y 24 años.

Guadalupe (es un nombre ficticio) tiene 7 años. Hace ya algunos que su papá mató a su mamá. Después de eso su abuela paterna decidió quedarse con ella sin consultar a la familia materna, algo que recién hace un par de meses se resolvió a medias.

 

Actualmente vive algunos días de la semana con unos y otros con los demás, según determinó la Justicia.

Su abuela paterna decidió de manera inconsulta todo sobre ella. Entre esas cuestiones, la cambió de colegio y la niña perdió a sus compañeros. “Es buena alumna, tiene todo 10 en la libreta”, comenta su abuela materna quien lucha por tenerla.

Contó que cada tanto tiene crisis de llanto, gritos y angustia. Dijo que además recibe mensajes manipulados por parte de la otra familia. 

Impacto inevitable

Para estos chicos, víctimas del asesinato de sus madres, habrá heridas e imágenes imborrables pero además, la pérdida de su mamá suele ser la primera de otras pérdidas. Muchos además pierden a su papá si es quien perpetró el hecho: porque se suicida o porque termina preso.

Quienes se encuentran vinculados al abordaje de estos casos aseguran que el impacto es muy fuerte y que la atención debe ser integral. Sin embrago esto no siempre sucede. Puede afectar la salud psíquica y física de los hijos, sus relaciones con el entorno, su desempeño académico entre otras cosas.

Lo más común es que los niños deban ir a vivir con alguien distinto, lo que implica adaptarse a una nueva realidad que tiene alcances en diferentes áreas de la vida. Pérdida sobre pérdida.

Lo probable es que deban cambiarse de barrio, de escuela, de compañeros, de maestra, ese entorno en el que se sentían cómodos, donde tenían afecto y que podría funcionar como contención.

Pero, además, si son muchos hermanos también suele suceder que dejen de vivir juntos.

Si la familia tiene pocos recursos y son varios hermanitos se los termina separando; hay muchas mamás que tienen nueve o diez hijos y es imposible que una familia pueda hacerse cargo de todos esos niños”, detalló Ada Rico, presidenta de la Casa del Encuentro.

Todos te dicen lo mismo, que cómo hacen para ocuparse si no tienen los recursos económicos para las necesidades básicas, ni hablar de una terapia (psicológica)”, subrayó, y mencionó que esto –que ante un cimbronazo de este calibre parece un acompañamiento necesario– no siempre se les garantiza.

El Órgano Administrativo Local (OAL) es el área de gobierno que se encarga de dar asistencia y contención a los niños y allegados que quedan en situación de vulnerabilidad. No sucede cuando el padre está en condiciones de hacerse cargo de los niños, claramente cuando no ha sido el victimario.

Evaluamos el entorno familiar para saber si pueden contener la situación o si está el papá saber si el chico quiere o no ir con él”, detalló su titular, Daniela Torres.

Comentó que las respuestas que se dan son diversas y dependen de la situación y los recursos con los que cuente el niño.

Se trata es asesorar a los adultos  para que sepan cómo proceder. A veces son los familiares lo que reciben asistencia psicológica para transferirla al chico. No necesariamente que el chico haga terapia le va a venir bien”, detalló.

Señaló también que algunos ya vienen con tratamiento psicológico, que en ocasiones puede ser por problemas de violencia en el contexto. Generalmente los colegios detectan cuestiones actitudinales y de convivencia intrafamiliar porque los chicos expresan cansancio o angustia.

El doloroso 2016

La mayoría de las mujeres asesinadas son jóvenes, por lo que suelen tener hijos pequeños y entre los mayores, en general suelen superar mínimamente los 18 años, aunque la situación los empuja a hacerse cargo de sus hermanos, negocios o dejar los estudios para trabajar.

En 2013 fueron asesinadas dos mujeres, quienes tenían entre las dos 2 hijos menores y 3 mayores. En 2014 fueron 56 menores y 5 mayores quedaron sin mamá. En 2015 fueron 3 y el saldo, 5 hijos menores y 5 mayores sufrieron esta pérdida. Este fue el año en que surgió con fuerza el movimiento Ni Una Menos que copó las calles.

Pero 2016 fue sin dudas el más dramático hasta ahora: la peor muestra de la violencia de género se llevó la vida de 14 madres y la mayoría tenía hijos pequeños.  Entre todas dejaron 31 niños menores y 3 mayores.

En 2017 hubo 5 femicidios, sus hijos eran 8 menores, 2 mayores y 4 de los que se desconoce la edad. Este 2018 ya cuenta con 9 casos: 7 menores y 5 mayores quedaron sin mamá.

La figura legal

La ley 26.791 incorporó el agravante por violencia de género en caso de homicidio. Fue sancionada el 14 de noviembre de 2012 y reformó el artículo 80 del Código Penal. Esta norma amplió la figura del homicidio calificado por el vínculo (inciso 1°) y el catálogo de crímenes de odio (inciso 4°). Además, incorporó las figuras de femicidio (inciso 11°) y “femicidio vinculado” (inciso 12°). De acuerdo con lo que estipula el artículo en cuestión se impondrá prisión o reclusión perpetua a quienes cometan estos crímenes. “Hasta ese momento para que existise el agravante tenía que existir un vínculo legal”, explicó Ada Rico, de la Casa del Encuentro.

Ley «Brisa»

La ley 27.452 de Régimen de Reparación Económica, más conocida como “ley Brisa”, apunta a atenuar algo el impacto en la vida de los niños que quedaron sin su mamá por un femicidio. Otorgará una reparación económica mensual equivalente a una jubilación mínima a estos chicos, hoy en torno a los 8.600 pesos mensuales.

Fue aprobada por el Congreso el 4 de julio último y reglamentada los primeros días de octubre.

Serán beneficiarios los menores de 21 años, de manera vitalicia y recibirán además una cobertura de salud integral lo que asegura tratamiento psicológico. El texto detalla que está dirigida a “niñas, niños y adolescentes, cuyo progenitor y/o progenitor afín haya sido procesado y/o condenado como autor, coautor, instigador o cómplice del delito de homicidio de su progenitora”. Se tramitará ante el Instituto Nacional de las Mujeres.

Diferentes organismos consultados aseguraron que habrá que esperar hasta la semana que viene para tener más detalles, cuando se “bajará” más información sobre cómo gestionarla a las provincias. Hay diferentes interpretaciones: algunos sostienen que será para todos, otros que será sólo para quienes hayan tenido a su papá o progenitor afín involucrado. También incluye a mayores que tengan alguna discapacidad.

 fuente: «Diario Los Andes»

Leer más …

Crónica sobre Siria: el faro de la Resistencia

Escrito por Domingo, 04 Noviembre 2018 19:52 Publicado en Opinión

Por Suriana Cichero Lalli / CENACK

En este momento, estoy en la ciudad costera de Tartús. La ciudad en donde se encuentra la base rusa en Siria y en donde está lleno de banderas sirias y rusas entrecruzadas en los postes de las luces públicas. Si te acercás un poco más, hay una foto de Vladimir Putin en cada una. Desde los balcones que están frente al mar, se llega a ver una fragata rusa imponente, quietita en el Mediterraneo. Si te acercás al centro de la ciudad, podés llegar a ver a sus soldados caminando o comprando cosas. Ahora mismo estoy escuchando aviones rusos sobrevolar mi balcón.

Acá en Siria los llaman “el fuego amigo” y los ciudadanos que cuentan las historias de sus secuestros o sus terribles sufrimientos durante la guerra, afirmaban “tranquilizarse” cuando escuchaban su presencia. Es, indudablemente, el aliado más importante para ganar la guerra en Siria, aunque todos acá saben que se trata de una amistad estratégica, donde detrás del telón existen varios intereses por su parte. Los intereses económicos, como la construcción del gasoducto que sustente de gas a toda Europa; el refuerzo de la seguridad nacional rusa y la aguda preocupación de Vladimir en combatir desde ahora a los terroristas mercenarios en Siria; los intereses geopolíticos, como la estrategia de conservar el mapa actual de Medio Oriente, en contraposición a los planes de EEUU, que buscan seguir fragmentando los Estados-Nación para seguir consolidando su poderosa influencia en la región, en conjunto con su satélite aliado: el Estado de Israel. Otro ejemplo bien claro de esto es la financiación a grupos y partidos políticos kurdos, con el fin de fogonear la independencia kurda de Siria, lograr un estado kurdo autónomo y achicar los límites geográficos sirios a largo plazo; o también las “feministas kurdas” como la “novedad revolucionaria feminista” de Medio Oriente. Lo curioso es que en los medios sirios casi no hay noticias sobre lo que hacen las mujeres kurdas, pero desde las redes sociales en Occidente está lleno de imágenes y videos viralizados suyos. Uno de los últimos videos que vi, fue uno de mujeres kurdas con el pañuelo de la campaña del aborto legal: una causa que desde Argentina muchas mujeres militamos convencidas, mientras también alertamos que si esta causa no es conducida por una línea y una estrategia nacional-latinoamericana, corremos el riesgo de ser llevados puestos. El imperialismo siempre va a intentar legitimarse a través de causas justas para adentrarse “por las buenas”, por los poros de todas nuestras naciones. Nada nuevo. Algo que en definitiva muchas veces sucede con tantas causas colectivas. Por eso nuestras únicas soluciones son las políticas públicas nacionales. Una vez más, Siria despertándonos de lo que sucede afuera de Siria.

En lo que respecta a este viaje y mi ubicación actual, llegué a las playas sirias cuando el verano terminó, cuando están por arrancar las lluvias fuertes, cuando ayer estuvo relampagueando por horas, cuando ya no queda casi nadie y cuando hace unos días esta zona fue víctima de un ataque aéreo muy fuerte, este pasado el 17 de septiembre. Tal es así, que el saldo fue de 15 soldados rusos muertos.

Y es que no se puede perder una guerra. Porque para los tres países que atacaron, que son tres de los autores intelectuales de la masacre en Siria, no se puede perder esta guerra. No hay disimulo, ya no persiste el mismo interés en las viejas y ya conocidas tácticas de las “falsas banderas”, que fueron masivamente conocidas a partir de un 11 de septiembre de 2001 con las Torres Gemelas. Este 17 de septiembre mostraron las verdaderas: sus identidades estaban presentes en sus barcos, sus aviones y las armas que utilizaron para el ataque.

En el momento del ataque, nuestra electricidad fue interrumpida por 40 minutos. Hicimos al mismo tiempo lo que hace cualquier ciudadano acá: esa exhalación de aire por cansancio, por la costumbre de que la luz se nos corte todos los días. No teníamos ni idea de lo que estaba pasando, sólo creíamos que era un corte de luz más, porque cabe destacar: la luz en Siria se nos corta una vez por día para seguir ahorrando en electricidad para esta guerra.

Nos fuimos enterando de lo que estaba pasando cuando la luz volvió. La televisión y las redes sociales empezaban a decir que caían misiles en Latakia, que desde la ciudad de Tartous (la provincia vecina) se los derribaba; que el cielo nocturno pasó –literalmente, según cuentan– de estar todo negro a estar todo rojo, como si por automático alguien hubiera estado jugando con los cielos sirios desde un Paint. También supimos que los sirios –muy por el contrario a lo que cualquier mortal del mundo haría– empezaban a subir masivamente a sus techos para filmar esos destellos y, por último, supimos que el Ejército Árabe Sirio derribó la mayoría de los misiles.

En ese momento supimos todo eso, pero no qué países estaban atacando específicamente. “No se sabe quién ataca”, rezaban todos los canales de la TV siria en el instante.

Fue un día después cuando nos enteramos a ciencia cierta de donde habían salido todos esos misiles: desde un barco y un avión de la OTÁN. Y países que la conforman, con sus identidades a la vista.

Un “TORNADO”: avión británico con base en la Isla de Chipre que despegó una hora antes, con el fin de mapear el terreno al que luego se atacaría. Su recorrido fue Turquía – Irak – Latakia, la ciudad costera de Siria donde se encuentra el instituto tecnológico militar del Ejército Sirio. Lógicamente, el blanco final.

Fragata francesa “AUVERGNE”, que se encontraba situada en el Mar Mediterráneo y utilizó los misiles de su nave contra el instituto tecnológico militar.

4 aviones cazabombarderos israelíes que dispararon contra este mismo instituto, al unísono con la fragata francesa.

Los 15 rusos fallecieron a raíz de una operación engañosa de uno de esos aviones israelíes, que se escudó detrás del avión ruso justo en el momento en que Siria lanzó un misil de defensa ante Israel.

Pero más allá de las noticias en los medios, los sirios, en el fondo, –y a diferencia del mundo al que sólo son integrados geográficamente en algún lugar del Mediterráneo Oriental–  sí habían intuido de dónde provenían los ataques. El resto del planeta “no sabe” quiénes son los que financian esta guerra por encargo. De hecho, lo que reproduce todo Occidente es que todo se trata de “una guerra civil entre facciones a favor y en contra el del gobierno sirio”. Una lavada de cara. Pero ellos no. Ellos saben masivamente por quiénes son atacados todos los días. Porque lo viven. Entonces, ¿cómo no iban a saber desde dónde provenían unos misiles por sorpresa aquella noche?

Son siempre los mismos” te dicen. “Pero el mundo no lo sabe”.

En paralelo a los ataques aéreos, se registraron ataques de terroristas en la entrada a Latakia, la misma ciudad en donde está el instituto tecnológico militar.

En síntesis: ¿no está todo cada vez más claro? Si la OTAN ataca y unos terroristas barbudos también, en la misma zona, ¿no es claro quién los financia y quiénes son los mercenarios?

Siria también le invierte la ecuación a Sarmiento: en Siria, la civilización es la barbarie.

Por su parte, días antes, Israel bombardeó el Aeropuerto Internacional de Damasco, muy cerca de donde vivo. Una semana antes, Israel atacó tres ciudades de Siria a la misma vez. En todas estas veces, casi todos los misiles fueron derribados por el Ejército Sirio, sobre quien la prensa internacional todavía insiste en definir como “los asesinos de su propio pueblo comandados por el dictador Al-Assad”. Un subtítulo ideal para una serie de Netflix.

Es evidente que los movimientos de este ajedrez son cada vez más claros y es por esto que cuesta entender cómo tantos medios y tantos periodistas que, en algunos casos sólo levantan noticias prefabricadas sin mala intención, no son siquiera capaces de sacar estas cuentas. Penoso.

Lo más fuerte que te cruzás en Siria es la entrega incansable de los soldados en esta guerra. Muchos de ellos están peleando ininterrumpidamente desde que empezó la invasión, en 2011, casi sin un mínimo de descanso. Hay madres que hasta tienen 6 hijos mártires. Conocí madres que no pueden contarte sobre sus hijos porque empiezan a hablar y no salen más del llanto desgarrador. No salen. Las mirás sin saber qué hacer, qué decirles, si abrazarlas o no, si dejarlas tranquilas que lloren, si cambiarles de tema, si bajar la mirada. No sabés qué hacer. Sólo sé sentir un nudo horrible en la garganta y no decir más nada. Es horrible el dolor que siento en el pecho cada vez que me acuerdo.

En la ciudad de Tartous, hay una calle que se llama “La Calle de los Mártires” porque de cada dos casas aledañas, una es de un mártir. Te cruzás con varias historias de esas, te las cruzás todo el tiempo. Si pudieran por un solo día ver a Siria con sus propios ojos, al primer minuto podrían sentir la admiración que tiene el pueblo por su ejército, podrían ver cómo cada ciudadano/a le rinde homenaje al soldado caído, podrían ver cómo cada calle tiene decenas de fotos de soldados mártires, y cómo todo esto pasa simplemente porque el ejército está compuesto por mujeres y hombres paridos y queridos por el pueblo, y es más, hasta podrían sentir en carne propia cómo todos acá vivimos sin miedo porque sabemos que estamos protegidos por los que todavía siguen vivos.

La semana pasada caminaba por una zona muy concurrida de Damasco, cerca de la terminal de colectivos más importante de la capital. Una zona que hasta hace no mucho volvió a ser segura por completo. Tenía que llegar a la casa de una señora que vivió a 150 metros de donde estaban ubicados los terroristas del Frente al Nusra. Vivió bajo sus proyectiles y morteros durante 7 años, sin querer irse de su casa ni un sólo día, cuenta que “tiene un dios aparte” y supone que por eso sigue con vida. Tenía que ir a su casa para entrevistarla, pero no tenía ni idea cómo llegar. Estaba perdida y tratando de ubicarme con un GPS de mi celular. Caminaba sin levantar la vista de la pantalla, intentando entender el vaivén de esas calles, yendo y viniendo, hasta sintiendo que estaba pasando vergüenza… Hasta que escuché tímidamente un “Disculpá… ¿A dónde necesitás ir?

Eran del Ejército. Levanté la cabeza, me acerqué a ellos y les dije que necesitaba ir a “esta calle de acá que está marcada con el punto azul”. “Bueno. Entrá un segundo al retén y lo vemos bien”, me dijeron. Acto seguido: “¿vos de dónde sos? Por tu acento no sos de acá, ¿no?”

No, soy argentina

¡Argentina! ¡Qué lindo! ¿Y te gusta Maradona?

Si, lo amo.

¿Y tomás mate?

¡También!

¿Y cómo te llamás?

Suriana

Ahí se callaron y se sorprendieron al escuchar que me llamo “nuestra Siria”. Me sonrieron con algo de timidez.

Después de este pequeño intercambio de palabras, los dos se pusieron a ver cómo tenía que hacer para llegar a ese punto azul. Y concluyeron: “Bueno, mirá. Te abro el pase por acá y le das derecho. Si querés, comunícate con los que te esperan o pasame que hablo con ellos para que te esperen más cerca”.

Me voy del retén y empiezo a caminar. A los 50mts escucho que uno de ellos me grita “¡Suriana! Dale derecho por ahí y esperalos en ese supermercado”. (Un supermercado que no era más supermercado. Era un pedazo de ruina gigante despedazado por los terroristas del Frente al Nusra).

Me fui para ahí, con el corazón enternecido por esos soldados, pero a la vez llena de impotencia, porque en ese instante me puse a pensar que el mundo y la prensa internacional todavía los tilda de asesinos a mansalva y yo no tengo el caudal de voz suficiente para gritarle al mundo lo equivocados que están.

En estos meses, en los que vengo entrevistando muchos sirios y sirias, me crucé con todo tipo de historias: un primo mío soldado del ejército me contó que vio con sus propios ojos cómo los terroristas se manejaban con dólares nuevos enrollados y sellados por el banco central de EEUU. No usaban liras sirias, la moneda local de acá. Usaban dólares nuevos. Abrían los rollos nuevos ahí, como si tuvieran total impunidad para hacerlo, como si el mundo les perteneciera. Y mientras ese mismo mundo nos cuenta la historia al revés, en Siria la tenés ante tus ojos. Un amigo mío muy querido, “J”, me contó que hace unos años iba en su auto camino a su trabajo, hasta que de repente lo frenaron muchos hombres armados y lo hicieron bajar. Le empezaron a hacer mil preguntas, todas a la vez, al mismo tiempo. Le preguntaron de qué religión era, a dónde iba, qué estaba haciendo ahí, en dónde trabajaba, en qué rubro, etc. “J” respondió todo lo que pudo pero no quiso decir que era cristiano, entonces respondió que era sirio. Entre ellos empezaron a debatir qué iban a hacer con él: uno proponía matarlo en el momento, el otro proponía llevarlo secuestrado y pedir rescate, el otro proponía llevarlo secuestrado e intercambiarlo por algún terrorista preso, el otro proponía utilizarlo de chofer ya que tenía auto. Mi amigo me decía “De repente estaba frente a unos tipos que se estaban rifando mi vida. Sentía como si me estuvieran repartiendo en pedazos”. Te cruzás todo el tiempo con historias parecidas. Y de anécdotas de secuestros, casi todos los días. También conocí sirios que habían armado su vida estable en América Latina, y cuando empezó la guerra se vinieron a pelear voluntariamente. Todavía siguen peleando. Entrevisté a otro tipo grande que antes de la guerra vivía en EEUU con su familia y su vida hecha. Cuando empezó la guerra, dejó todo y vino a Siria a comandar y entrenar milicias secretamente para liberar su ciudad y combatir a los terroristas pagos por los países nombrados arriba –y otros más-. (Recordemos que acá vinieron terroristas de más de 85 nacionalidades a desestabilizar siria. Más de ochenta y cinco). También conocí a una mujer de unos 60 años, madre muy triste de un joven mártir, que una noche, tiempo después de que los terroristas secuestraran y asesinaran a su hijo, entró a su casa y para colmo vio a integrantes del ISIS ocupándola, robando sus pertenencias y durmiendo en sus sillones con las patas para arriba. Te cuenta con toda la furia cómo esa vez, lejos de haber sentido miedo, se llenó de una ira jamás antes sentida por ella y les pegó un grito que hizo temblar el cielo, les empezó a sacar todas las cosas de las manos a uno por uno, y por último, los echó a patadas a todos. Ella es una mujer a la que cualquier occidental prejuzgaría de “sumisa” a primera vista, por el solo hecho de ser una mujer religiosa tapada con velo. Creo fervientemente en que uno de los ejercicios más importantes que tenemos que hacer desde los países occidentales, es abandonar nuestro ego cultural. Entender que los conceptos que usamos no pueden ser monopolizados por nosotros para hablar de todas las culturas del mundo, porque haciendo eso, lavamos identidades y las homogeneizamos, y eso es una faceta muy naturalizada por el imperialismo cultural. “Libertad” en Argentina no es el mismo que “libertad” en Siria. Siria tiene una identidad muy propia y está muy, pero muy lejos de ser Occidente.

Volviendo: en esta tierra te encontrás con un coraje y una fuerza pocas veces vista. Quizás cuando terminás de conocer la cara más cruda del imperialismo, te das cuenta de que no te queda otra que armarte así, que si tu hijo fue asesinado y meses después dejás que el ISIS ocupe tu casa de siempre, perdiste todo en la vida. Por eso Siria enseña y Siria es Resistencia.

Pero además, te encontrás a cada momento y cada día con sonrisas muy humildes, con ojos que miran muy brillosos y en profundidad, con manos viejas que te acarician y con una cordialidad que en teoría “nadie tendría en un país en guerra”. Y es así que te empezás a dar cuenta de que lo que hace única a Siria es justamente eso: lograr que todas estas cosas caminen de la mano.  Siria rompe todos los esquemas del imaginario sobre una guerra. La guerra convive con la vida social, los bares, los boliches. El dolor que cala hondo es el mejor amigo de la hospitalidad, una hospitalidad que yo jamás en mi vida había conocido así antes. El dolor da a luz a un concepto distinto de hermandad que te brindan al primer minuto, aunque no te conozcan, aunque no se acuerden de tu nombre, aunque tengan la vida partida en dos.

Y eso es Resistencia: el amor más genuino parido por el dolor más desgarrador. Como nuestras Madres y Abuelas de Plaza de Mayo. En mi cabeza no las puedo parar de asociar con Siria. Y es que ellas también son Siria. Estela de Carlotto pidiendo por Palestina Libre, también es Siria. Hebe de Bonafini hablando por todos los medios en 2006, levantando la voz por mi propia madre, cuando estuvo detenida y secuestrada por el Mossad en Palestina, también es Siria. ¿No nos preguntamos qué hubiera pasado con Tamara si Hebe no salía a sacudir los medios?. Hebe fue la que apuntó públicamente a donde se debía, cuando poca gente se anima a hacerlo: al Estado de Israel. Hebe, una mujer cuyo temperamento también podría haber echado al ISIS de una casa. Una mujer a la que también la civilizada-barbarie del ‘76 comandada por el imperialismo del norte le desapareció un hijo. Una mujer que también usa un pañuelo en la cabeza.  Y es que las tierras siempre son madres fuertes. Y Siria es el nombre de esta tierra maternal que se está jugando todas sus cartas para terminar con esta tercera guerra mundial, la más cruda de todo el siglo XXI. Ni la primera ni la segunda duraron lo que está durando esta. Ni la primera ni la segunda tuvieron más de 85 nacionalidades combatiendo.

Siria se llama esta tierra que vibra tan potentemente entre el dolor, el terror, los escombros  y la Vida con mayúscula.

Y ahí está el honor.

Y ellos te lo afirman a fuego. Esa madre furiosa que echó al ISIS de su casa a los gritos, te lo afirma a fuego: “Suriana, esta es una guerra contra el honor de Siria”.

“Más de 7000 años de historia y Siria nunca se ha arrodillado ante ningún imperio. Menos lo hará ahora.” Bashar el Assad.

Acá está la guerra que la OTÁN no puede ganar.

  

Por: Suriana Cichero Lalli. Corresponsal del CENACK (Centro de Estudios Nuestroamericano Chávez – Kirchner) en Siria.

Leer más …

Compartimos a continuación un comunicado sobre el veto y la dilación de Cambiemos a la implementación del “Programa Municipal de Promoción y Protección Integral de Derecho de las Mujeres en Situación de Violencia”

El 2 de octubre pasado se aprobó el proyecto de ordenanza del Programa municipal de Promoción y Protección Integral de Derecho de las mujeres en situación de violencia de género presentado en La Paz por el Bloque de Unidad Ciudadana
El proyecto fue votado por unanimidad en el Honorable Concejo Deliberante y luego vetado por intendente DIEGO GUZMAN de manera extemporánea.
El departamento no se encuentra exento de la violencia contra las mujeres que existe en todo el país. Según el “Registro Unico de Casos” RUC, dependiente de la Dirección de Género y Diversidad de la Provincia. En La Paz en el año 2017 fueron 44 las mujeres que se acercaron a la dirección de la mujer o al municipio por casos de violencia dentro de sus hogares.

Por su parte en el bloque de “Cambiemos” en el Concejo Deliberante de Lujan de Cuyo continúa dilatando la aprobación de la Ordenanza que crea el “Programa Municipal de Promoción, Protección, Abordaje Integral de los Derechos de las Mujeres en Situación de Violencia”

El proyecto se presentó el pasado 3 de junio en marco del día de Ni Una Menos, luego de tres meses de tratamiento en comisiones, habiendo la directora de género asistido dos veces a comisiones del Concejo Deliberante se redactó de un despacho de acuerdo entre el bloque oficialista, la oposición y la Dirección de la Mujer del Ejecutivo Municipal. Sorprendentemente “Cambiemos” modificó su posicionamiento sobre el tema y decidió no aprobar la ordenanza que busca luchar contra la violencia hacia las mujeres y volver a girarlo para informe al área de la mujer.

Luján de Cuyo tampoco está exento de esta problemática. Conforme a la información publicada por el mismo gobierno en datos de la Dirección Provincial de Género y Diversidad, en 2016 185 mujeres en situación de violencia fueron registradas en el Registro Único de Casos (Ficha RUC) y en 2017 esa cifra ascendió a los 261 casos.

El proyecto de ordenanza presentado en ambos departamentos establece en sus puntos más relevantes:

Articular con organizaciones de la sociedad civil especializadas en la temática para la creación y/o gestión conjunta con el municipio de un hogar de protección para las mujeres en situación de violencia. Otorgar subsidios por manutención, construcción, refuerzo alimentario y alojamiento para las mujeres en situación de violencia y exenciones impositivas en materia de tasas municipales para todas aquellas mujeres en situación de violencia de género así como de todos aquellos comercios, empresas, etc., que contraten a estas mujeres. Adherir a la Ley Provincial N° 8806, la cual establece las Licencias por Violencia de Género. Crear Consejerías de Género Distritales, para garantizar que en todo el territorio departamental las mujeres cuenten con un espacio de contención y protección para la primer escucha. Garantizar al área de Género y Diversidad de la municipalidad, partida presupuestaria específica para poder dotarla de un equipo técnico interdisciplinario, con perspectiva de género comprobable, que pueda brindar patrocinio jurídico e implementar los protocolos correspondientes a la recepción y derivación de las denuncias.

Frente a la difícil situación que vivimos las mujeres de Mendoza ya que la violencia machista no da tregua discrimina, golpea, viola y mata, y ante la profundización de la feminización de la pobreza como consecuencia de las políticas neoliberales del gobierno de Macri, Cornejo, De Marchi y Guzmán, las autoridades municipales de Cambiemos decidieron nuevamente darle la espalda a las mujeres.

Las organizaciones abajo firmantes repudiamos el veto en el municipio de la Paz y la dilación del tratamiento de dicha ordenanza en Lujan de Cuyo y exigimos a “Cambiemos” su urgente puesta en marcha.
Agruparte Conducción del Centro de Estudiantes de la FAD. Partido Solidario, Conventilleras, La Colectiva, Frente de mujeres Victoria Popular, Partido comunista Mp La dignidad, Soy Nosotras, Construcción colectiva Frente estudiantil, Mujeres Sindicalistas de Corriente Federal de Trabajadorxs de CGT, Cegi .Agrupacion Indigena Josefa Tema , Frente nueva dirigencia, Frente millitante justicia social, Sindicato Correos Privados de la Argentina, AECPRA, CTA de las trabajadorxs, La Mary Sanchez, ADETEPS Asociación de Trabajadores en Psicología Social. Octubre popular, Sec provincial de género e igualdad de oportunidades CTA de lxs trabajadorxs, CLIK. Cladem, Corriente Nacional de la Militancia, Foro por una Salud Inclusiva, Secretaria Femenina PJ Mza, Mujeres Evita Mendoza, Asociación Ecuménica de Cuyo, La Dragona Violeta, Feria Ameri Cano, Mujeres peronistas, Colectivo de Psicología Comunitaria de Mendoza, Vuelo de Mariposas Malargüe,Secretaría de Género y Diversidad FUCuyo, La Soriano, Frente de mujeres y equidad de géneros La Campora. Agrupación Universitaria Nacional. Centro de Estudiantes de Ciencias Políticas y Sociales

Leer más …

Esta nota pretende relatar un hecho que deja a las clara la situación de miles de mendocinos y mendocinas que están sufriendo las consecuencias de las políticas de ajuste que lleva adelante  Cambiemos, con Macri a nivel nacional y Cornejo en la provincia.

Sacando de lado la campaña electoral para Centro de Estudiantes, nos vemos en la necesidad de contar lo ocurrido y tener en cuenta que esto no salió por ningún medio de comunicación.

El miércoles 24 de octubre alrededor de las 19hs una mujer de unos 30 años llegó a la facultad desde el barrio La Favorita. Llegó desesperada pidiendo ayuda ya que ella y su marido se quedaron sin trabajo, no tienen para pagar el alquiler de su casa ni plata para darle de comer a sus hijos.

Al llegar, habló con los guardias y les dijo que necesitaba algún tipo de ayuda: económica, alimentos o un trabajo, lo que sea. Al dirigirse después a la oficina de Recursos Humanos y ver que estaba cerrada se dio un puntazo en el brazo. Ante  los gritos, el personal de la facultad y algunos compañeros fueron a asistirla y llamaron una ambulancia para poder curar la herida. Con un poco más de calma nos relató su situación y en ese momento lo único que teníamos para ofrecerle eran algunas de las donaciones del Movimiento Social Universitario que se encontraban en el CECPyS.

Por este motivo pedimos que aquellos que puedan, acerquen donaciones al CECPyS, para poder colaborar con esta familia

Teniendo en cuenta lo ocurrido, no podemos dejar de señalar que mientras el presupuesto nacional aumenta por el lado del pago de deuda e intereses y ajusta cada vez más en salud, educación, industria y trabajo la situación de los sectores más pobres es cada vez más difícil, llegando a extremos como este. Mientras gobierne Cambiemos la provincia y el país, tendremos que ser protagonistas de estos tristes episodios que demuestran el ataque de este gobierno a la dignidad humana.

Leer más …