Opinión

“El sistema financiero desregulado es un peligro”

Escrito por Lunes, 21 Enero 2019 13:57 Publicado en Opinión

Treinta años atrás, Alfredo Eric Calcagno, politólogo, ex funcionario del gobierno de Arturo Frondizi y de larga trayectoria en la Cepal, comenzó a hacer anotaciones sobre el funcionamiento del Estado. En diálogo con Cash señala, sin embargo, que “siempre había algo que me impedía ordenar y publicar estas anotaciones, así que hace tres años las junté y les propuse a mis hijos que cada uno las complementara, además, con sus respectivas experiencias”. De esa forma, Alfredo Calcagno (h), economista y ex funcionario del gobierno de Raúl Alfonsín y de la Cepal, y Eric Calcagno (h), graduado en administración pública y ex senador nacional del FPV, aportaron sus conocimientos y escritos para luego, entre los tres, corregir todos los textos hasta llegar a la última versión. El resultado, fue el “Manual del Estado. Teoría y práctica de la política” (Ed. Catálogos), un texto de 607 páginas presentado recientemente en el Instituto Argentino para el Desarrollo Económico (IADE) y que, en palabras de sus autores, cumple con la definición de la Real Academia Española sobre manual, es decir, “fácil de leer, y que vaya a lo sustancial”.

Entre diversas cuestiones, el texto hace referencia a los poderes que operan al interior del Estado, en los que se enlista a los partidos políticos, los medios de comunicación, los empresarios, los sindicatos, la Iglesia, el Poder Judicial, el sector agrario o el financiero, entre otros. Cash se reunió con los tres para hablar de esa obra. Consultados sobre si en la actualidad alguno de esos factores de poder tiene un rol privilegiado, Alfredo (h) no duda en señalar que se trata del financiero, agregando que “en el libro planteamos que el poder en el Estado ha ido variando, ya que cambian las relaciones de fuerzas, y sin que por ello se eliminen otros, hoy el sector financiero tiene la supremacía sobre la economía y la sociedad. Esto comienza en el mundo en los setenta, con la desregulación financiera global, que se acelera con los petrodólares y el aumento en los flujos de los capitales internacionales, para en la década del ochenta operarse la desregulación al interior de los países, donde Argentina fue pionera con las reformas de la dictadura. Estos flujos ya no financian desbalances, sino que son autónomos e incluso crean los déficit y la inestabilidad, por ejemplo atrasando el tipo de cambio o creando burbujas”.

¿Durante al anterior gobierno no se logró poner un coto?

Eric (h): –Las finanzas aceptaron ser socias menores de un proyecto nacional porque veníamos del 2001 y del corralito, con lo que frente a ese cuadro, aceptaron algún tipo de regulación, pero evidentemente no fue suficiente.

Alfredo (h): –Por otro lado, quienes dirigían la economía en ese momento no representaban al sistema financiero, lo que sí sucede en el equipo económico del actual gobierno. Pero esto no solo sucede aquí, sino en Estados Unidos, donde de los once secretarios del Tesoro que se sucedieron desde 1981, seis provienen de las finanzas, y otros tres luego recayeron allí. Entonces las finanzas en vez de ser reguladas, son las reguladoras y condicionantes.

Con todo, durante la pelea a los fondos buitre, el sistema no logró llevar adelante un golpe de mercado.

Eric (h): –El sistema financiero ejerció igualmente su poder, bloqueando por ejemplo el pago a los bonistas reestructurados incluso europeos, gracias al apoyo de la justicia norteamericana. Esto es otra demostración de que el poder financiero no se puede llevar adelante sin un Estado remodelado que actué de garante de las ganancias financieras y de salvador en tiempos de crisis, junto a la contención de la sociedad por medio de una determinada forma de administración de justicia, y de apoyo a ciertos medios de comunicación. Por eso planteamos también que, a diferencia de lo que se cree, en el neoliberalismo el Estado concentra un gran poder, porque debe garantizar estas cuestiones moldeando también la subjetividad de las personas.

Alfredo (h): –Un poder que se liga a las bancas centrales y a las calificadoras de riesgo, que lejos de tener una intervención técnica, hacen política. Todo esto posibilita que trasladen la lógica financiera al sector productivo, que ya no piensa en proyectos de largo plazo con inversiones en investigación y desarrollo, sino que especula financieramente, y antes de reinvertir las ganancias reparte dividendos, recompra acciones para subir su valor artificialmente, o se endeuda, porque el accionista exige ganancias inmediatas. Justamente el camino de la deuda es el mismo que toman los hogares o los gobiernos, ya que es pecado emitir moneda o subir impuestos, y todo eso es más negocio y poder para el sector financiero.

De hecho, plantean que el neoliberalismo lleva al colapso del Estado.

Alfredo Eric: –Del Estado de Derecho defensor del bien común. Sucede que en la teoría neoliberal, el Estado no ejerce la soberanía, sino que ésta se traslada al sector financiero, y el sector público pasa a ser un mero instrumentador de las relaciones del mercado con la sociedad y la economía, pero al servicio del mercado, no de la población. Si bien no desaparece la antinomia obrero/empresario, esta se complementa con la de acreedor/deudor, y todos tienen que ser deudores para estar sujetados, sin nunca finalizar de pagar los préstamos, donde además no existe sindicato de deudores.

¿Hay margen en este escenario diatópico para girar al otro tipo de Estado que ustedes plantean, el de Derecho, Bienestar y Federal?

Alfredo Eric: –Es un tema de relaciones de fuerzas. Es necesario que se agrupen las mayorías y se ganen las elecciones, pero eso hay que crearlo, no surge solo, y esa tarea tiene que comenzar con una teoría, de ahí el aporte que intentamos hacer con este libro.

Eric (h): –Si se consigue subordinar las finanzas al interés general, igual hay que saber que se quiere hacer en la economía y en la sociedad. Crear ese poder es recuperar soberanía popular y nacional, con un Estado como instrumento de cambio positivo. Hoy se está yendo en un sentido contrario, el intentar adherir a la OCDE, lo que implica la desregulación de los flujos de capital, o atarse de manos frente al capital financiero trasnacionalizado.

Alfredo (h): –Lo mismo con otras vías que se exploran, como los acuerdos Mercosur–Unión Europea o el Transpacífico, que no son de libre comercio, sino que incluyen el libre comercio en un capítulo, pero luego hay otras desregulaciones y también regulaciones, como los derechos de propiedad intelectual, o el hecho de que en los litigios internacionales tengan prohibido intervenir los tribunales nacionales, lo que aceptó nuestro último código civil.

¿Como nació históricamente este poder soberano?

Alfredo (h): –Después de la crisis del ‘30 y de la Segunda Guerra Mundial, los países y fuerzas gobernantes buscaron otra forma de funcionamiento del sistema, donde las finanzas quedaron subordinadas a un proyecto nacional con apoyo social y económico, bajo la industrialización como bandera. Hoy estamos frente a una crisis de magnitud similar, donde incluso los países desarrollados se dieron cuenta que el sistema financiero desregulado es un peligro, pero ahí los intereses financieros son también muy fuertes, así que se da una lucha.

Eric (h): –Es algo que no es espontáneo, creerlo sería aceptar también el engaño del libre mercado y del individualismo como algo natural. Se trata de construcciones de poder, para las cuales deben haber teorías.

Alfredo Eric: –En efecto lo primero es pensar los objetivos, ya que, como dice un viejo dicho, no hay nada mas práctico que una buena teoría, y nosotros proponemos un Estado de Derecho, de Bienestar y Federal como marco general, y luego ver que medidas tomar acorde a los tiempos.

Hablaban de un proyecto nacional, ¿es posible en esta etapa de globalización financiera?

Alfredo (h): –La alternativa a no intentarlo es demasiado costosa, vemos el caso de Francia que sufre de injusticia fiscal, donde los ricos no pagan o pagan poco, además de sus offshores u otros mecanismos. Eso lleva a los conflictos que vemos en estos días, por lo que van a tener que modificar esto en los propios países desarrollados.

Eric (h): –No creo de hecho que haya margen para un poder alternativo supranacional. Son los estados nacionales o un acuerdo entre ellos los que van a tener que modificar este cuadro. El mundo que quieren los liberales es un mundo extremadamente violento, por eso necesitan al Estado de su lado. Según Margaret Thatcher, la sociedad no existe, sino solo los individuos, y no hay soluciones alternativas. Es un discurso igual al del actual gobierno argentino. Para cambiar estas concepciones, lo que esbozamos en el libro es que necesitamos ser receptores de la tradición liberal en materia de derechos personales y sociales, de la de Bienestar, porque es lo que permite una sociedad cohesionada y viable, y federal, porque corresponde a características que hay construir, ya que nunca se lograron.

Alfredo Eric: –Juan Bautista Alberdi decía que Buenos Aires no podía ser la capital, porque la independencia permitió a Argentina liberarse de España, pero Buenos Aires tomó su lugar y consideraba colonias a las provincias. Esto lo dijo en 1861 y no ha cambiado hasta el día de hoy. Por eso otra de las propuestas vertidas en el libro es que el Banco Central tenga un director por cada provincia, ya que sus decisiones incumben a todo el país. Nuestro esfuerzo es para poner en claro los temas que se deben tratar, y con seriedad, pero esto se arregla cuando lo imponga la fuerza de las cosas.

Fuente: Cash (Página 12)

Leer más …

Franja Morada: Del BEGU al Mendotran ¿Mercenarios o maquiavélicos?

Escrito por Sábado, 19 Enero 2019 19:07 Publicado en Opinión

Un clásico del pensamiento nacional señaló alguna vez que los hombres no siguen a las ideas, sino a los hombres y mujeres que las encarnan. En ocasiones, la naturaleza del conflicto político nos obliga a prescindir de algunos hombres en favor de nuestras ideas. Hay quienes, sin embargo, vistos a elegir en los entredichos a los que los somete la actividad política, optan por desechar sus ideales, cambiarlos por unos nuevos y aferrarse a los hombres (o más bien, a sus billeteras).

Lo cierto es que mientras los mendocinos rechazan masivamente el nuevo sistema de transporte, el gobernador Cornejo ha enviado a la militancia radical a defenderlo con capa y espada. Con las facultades cerradas, la tarea ha ocupado a los militantes del brazo universitario del gobierno. Hablamos claro, de Franja Morada.

Invitando a descargarse la “app” para conocer los nuevos recorridos, los muchachos del radicalismo distan de aquellos que hasta hace no mucho tiempo marchaban reclamando por el Boleto Educativo Gratuito y Universal (BEGU). Jornadas, volantes, presentaciones en la legislatura eran usuales a la hora de defender una bandera, tal y como es la gratuidad del pasaje para miembros de la comunidad educativa, con la que podemos coincidir en considerarla justa y necesaria.

Pero con el severo recorte presupuestario que ha sufrido el sistema de transporte provincial (pequeño detalle omitido en las conversaciones mano a mano o en las publicaciones de los militantes radicales), lejos estamos de poder siquiera discutir seriamente el Boleto Gratuito.

No podemos negar que a esta altura del partido, Franja Morada nos tiene acostumbrados a cambiar de convicción como de ropa interior: los férreos derecho humanistas que apoyaron el cambio en la doctrina de las Fuerzas Armadas; o los eternos defensores de la Educación pública que sostuvieron el brutal desfinanciamiento a las universidades en tres años que van de macrismo.

Alguno podría señalar que para ellos, un cargo vale más que mil palabras. Otros podrían hablar de un doble patrón moral, dónde los principios que uno pueda pregonar por fuera del Estado, no aplican a la hora de ejercer el gobierno y buscar aumentar el poder político.

Y quizá a la hora de hablar de la Franja Morada, estén en lo cierto. Pero estos actos, que realizados de manera persisten constituyen una conducta, no son solo propios de mercenarios de la política o maquiavélicos empedernidos.

Sencillamente, existe en ellos un acuerdo ideológico y político con el gobierno de Alfredo Cornejo y Mauricio Macri. El ajuste en todas las aristas del Estado que garantiza el pago de los servicios de la deuda pública (que ya casi equivale a la totalidad del PBI) ha determinado una reducción de casi $ 1000 millones de pesos que recibía la provincia en concepto de subsidios al transporte. El MendoTran al que han salido a militar puerta por puerta no es más que la consecuencia del recorte pactado y avalado por el gobernador Cornejo en el Acuerdo Fiscal, exigido expresamente por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Omitirlo en el análisis denota la complicidad con esta política y un acuerdo tácito. Si lo ignoran, lo saben ahora; si ya lo sabían, ¡pues díganlo! Mientras clarifican sus convicciones, les pedimos un paso al costado para que no entorpezcan al pueblo mendocino en la tarea de echar a patadas al gobernador del Sillón de San Martín.

Leer más …

El peor de los mundos posibles

Escrito por Domingo, 13 Enero 2019 02:17 Publicado en Opinión

La ministra debe ignorar con quién está debatiendo cuando pronuncia sus frases. Es demasiado sencilllo culpar al alcohol, es más preciso señalar su impericia para el debate filosófico y su eficacia para el uso de las armas en contra del pueblo.

Si la filosofía y la política económica alemana ha nutrido la historia política nacional (Hegel, Marx, luego Fitchte, List) nos ha regalado al autor con el que, sordamente, debate Bullrich. A ella le recomendamos lea estas breves líneas.

Gottfried Leibniz (16461716) era un filósofo (entre otras enorme cantidad de cosas) que aseguraba que vivíamos en “el mejor de los mundos posibles“. Tal afirmación podría ser una conclusión deísta del pensamiento Hegeliano, que indicaba que los fenómenos históricos son una serie inevitable de acontecimientos que se resuelven en una síntesis. En sus palabras: “nada se hace sin razón suficiente, es decir que nada sucede sin que le fuese imposible a quien conociera suficientemente las cosas (Dios), dar una razón que sea suficiente para determinar por qué es esto así y no de otra manera.”

Las cosas son como son, porque en el debate de las razones, subyacentes, triunfa lo que sucede realmente. Es lo mejor posible, no necesariamente ideal.

Cuando la ministra nos dice: “Si la Policía no puede usar un arma, es el peor de los mundos” no está debatiendo con el filósofo. Podría decir, por ejemplo, que el mundo tal y como es no es el mejor; que hay lucha de clases y grandes mayorías con hambre. Desde un punto de vista humanista eso no sería bueno. Ojalá hubiese querido expresar que el imperialismo y la extranjería dominante mantienen este mundo (malo) por su propia e individual conveniencia y en connivencia con la Alianza Cambiemos. Que en filosofía Leibniz está equivocado y en política la errada es ella. Pero no.

Simplemente hace uso de su discurso tipo Bolsonaro, más antiguo que él, basada en la aberrante inseguridad que existe, para defender un protocolo que busca asesinar a los presuntamente malvados ladrones o a los que protestan en la calle. Que, para ella, son una misma cosa.

Diderot, hablando del filósofo, dijo alguna vez: “Cuando uno compara sus talentos con los de Leibniz, uno tiene la tentación de tirar todos sus libros e ir a morir silenciosamente en la oscuridad de algún rincón olvidado”.

Ojalá la ministra lea estas líneas y compare sus talentos.

Leer más …

A través del MendoTran, el transporte público pierde su función social y garantiza el nicho de negocios de unos pocos. Los cambios en el sistema aseguran una mayor ganancia a las empresas, a costa del perjuicio creado sobre los mendocinos.

El ajuste presupuestario ha sido la razón última de la aplicación del MendoTran, como fundamos en una nota anterior de esta revista. Ahora bien a la hora de aplicar el ajuste, el gobernador no le ha exigido ningún sacrificio económico a quienes durante años han ganado con el transporte público. El peso de toda la situación recae sobre los cientos de miles de mendocinos que se desplazan en micro. ¿Cómo es esto?

El lector puede comprobar como han desaparecido los recorridos en la periferia de la ciudad y las paradas están colapsadas. La cantidad de unidades es absolutamente insuficiente para transportar a todos los pasajeros, aún mientras estamos en verano y sin haber empezado el ciclo lectivo.

¿Qué sucedió? Las empresas cobran por kilómetro recorrido y el gobierno se ha encargado de entregarles a las empresas privadas los recorridos de mayor tránsito y menor desgaste del área urbana, ante esto pueden especular tranquilamente con la cantidad de micros que ponen a circular para obtener la mayor rentabilidad posible. Además de esto el gobierno tiene pensado pagarles un extra por pasajero transportado.

Por si acaso no nos entendemos: ¿Qué les conviene más? Pagar el combustible, mantenimiento y salario de choferes sobre tres micros con todos sus pasajeros sentados o pagar los mismos costos sobre dos micros colapsados de pasajeros.

De esta manera Cornejo implementa este desastroso plan a connivencia del macrismo y los dueños de las empresas de transporte. Los cuales son los mismos desde hace años, publica el diario El Sol: “Pensalfine, Estoco, Marchetta, Elmelaj, Gasque y Croceri son los apellidos de los principales empresarios detrás del millonario negocio del transporte público en Mendoza. Son “viejos conocidos” de un sistema que modificó recorridos, colores y valores, pero no a sus responsables privados.”

Los mismos que durante décadas se quejan sobre las pocas ganancias que obtienen. Resulta extraño entonces que nunca se hayan retirado del negocio hacia otro sector más redituable. Tal vez tenga que ver con el hecho de que tienen en sus manos un mercado cautivo. Las empresas no compiten entre sí a ver quién da el mejor servicio de viaje, porque no hay competencia alguna. Todas tienen sus recorridos exclusivos y un monopolio específico sobre el transporte público en el sector que manejan.

Si se le suman los millonarios subsidios, resulta muy extraño que quiebre una empresa de servicios públicos en manos de particulares.

Con el MendoTran el problema principal, es la inexistencia del fin social que debe cumplir el transporte público. Se privilegia la ganancia de un puñado de familias, por sobre los más de ochocientos mil pasajeros que diariamente usan el sistema. Mucho menos se consideran las necesidades actuales y futuras para el desarrollo local y ni hablar de las consecuencias ambientales.

Una solución puede partir entonces, con comenzar la estatización por parte del gobierno de Mendoza del sistema de transporte o al menos de su dirección. La cual debe considerar las necesidades de los mendocinos, conectando las áreas residenciales con los sectores productivos y de servicios.

En última instancia, todos nosotros podemos elegir la conducción política del gobierno y hacerles rendir cuentas, no así en el caso de las gerencias privadas. Además si fuera sólo una cuestión de recursos, una administración eficiente de los recursos estatales con una adecuada conducción y control, sería más barata que la fortuna constante que se entrega a un puñado de empresas.

Esto no es una fantasía alejada de la realidad ni una “locura comunista”. En numerosas ciudades del mundo el manejo de los servicios de transporte se encuentra en manos públicas. Los subtes y micros de Nueva York están manejados por el estado de Nueva York desde la década del 50′, casos similares se dan en Washington y Los Ángeles. En Moscú (Rusia) y Beijing (China) también lo son.

En muchos casos se admite la participación privada, siempre y cuando se plieguen a las necesidades locales y la dirección del Estado.  La cuestión política es el centro de la discución, específicamente que intereses se protegerán, luego podemos conversar todos los aspectos técnicos del sistema.

Hacer un sistema sólo de ómnibus o un sistema combinado a nuevas líneas de trenes. O bien se podrían reincorporar los trolebuses, propiciando su producción local con el apoyo de la universidad.

Sería posible reemplazar el boleto pagado en cada unidad que se toma, por un abono diario, semanal o mensual para el uso de todos los medios de transporte. O el Estado bien podría asegurarse de que haya trabajos dignos con salarios suficientes y la cuestión presupuestaria del boleto y los subsidios ya estarían resueltos.

Muy difícil es planear esto, cuando el macrismo se dedica hambrear al pueblo argentino y financiar los negocios de los sectores más acaudalados ligados a la especulación. Cornejo como fiel expresión local, hace lo propio. Para acabar con el MendoTran y la crisis que nos aqueja, se hace necesario antes terminar con Cambiemos.

Leer más …

TRANSPORTE PÚBLICO MENDOCINO: Sospechoso vínculo entre empresas

Escrito por Viernes, 11 Enero 2019 14:31 Publicado en Opinión



Compartimos a continuación una nota extraída del Diario El Sol que creemos que puede servir para el debate que se está dando en estos días en nuestra provincia en el marco de la implementación del nuevo sistema de transporte público, el famoso MENDOTRAN, el aumento del 63% en el boleto del colectivo y del cambio del pago con la modalidad de la RedBus a la conocida SUBE. La información que nos proporciona esta nota argumenta la posición de que Cambiemos, con su máxime representante que es Cornejo, políticamente deciden beneficiar a un manojo de empresas, además de el silencio cómplice que ya mantienen sobre el ajuste impuesto por el FMI, que poner el transporte público en función de quienes más lo necesitan: trabajadores, jubilados y jubiladas, estudiantes, entre los más importantes. (RUV)

 

_________________________________________________________________________________________________________________________

El estudio contable de Nicolás Canet asesora a una firma contratada por Siemens para distribuir la nueva tarjeta. A su vez, Canet figura en el staff de contadores de Autam.

    Entre Siemens Itron, la empresa que contrató el Gobierno para operar el sistema de tarjetas Red Bus, y Autam, la cámara de los empresarios del sistema de transportes público de pasajeros, existe una relación singular: se vinculan a través de un mismo estudio de asesoría contable, el que lidera Nicolás Canet, el mismo que condujo el desaparecido Banco de Mendoza en los 90 y quien fuera, también, el primer gerente del sistema de tarjeta magnética Mendobus. 

    En realidad, la vinculación viene por medio de una tercera empresa en escena: Prepagos SA. Esta firma fue subcontratada por Siemens para que hiciera el reparto de la tarjeta y realizara la recaudación de los equipos que se encuentran instalados en la vía pública y en las mismas unidades. El asesor contable de Prepagos SA es el estudio de Nicolás Canet. A su vez, la cámara de los empresarios del transporte tiene como agente contable a Nicolás Canet. 

    Por si fuera poco,Canet figura detrás de Prestaciones SA, una firma que se presentó en la fallida licitación de media distancia. Las suspicacias se incrementan cuando se toma nota de que las sedes de estas empresas se encuentran en la calle Perú de Ciudad, separadas entre sí por metros. Prepagos SA tiene domicilio en Perú 910;Autam, en Perú 955, y Red Bus, en Perú 957

    Es más, Red Bus, el nombre comercial de la tarjeta que opera Siemens, funciona en el mismo edificio de Autam, separados sólo por un garage. Directivos de Siemens consultados por este diario prometieron mudarse pronto, una vez que terminen una construcción que levantan cerca de allí para su funcionamiento. 

    MÁS INFORMACIÓN. Siemens fue contratada por el Gobierno provincial para que pusiera en marcha el nuevo sistema de tarjeta prepaga. Pero, a su vez, delegó en la multinacional la lectura del programa de las máquinas de donde surge la información de cuántos kilómetros recorren las empresas del transporte.

    En función de esos datos, el Estado les liquida a las empresas la para nada despreciable suma de 2,80 pesos por kilómetros que recorren. El hecho de que algo o alguien las vincule, al menos, debería constituir un llamado de atención. Desde el Gobierno han dicho desconocer la existencia del mismo estudio contable entre Prepagos SA y Autam. En concreto, Patricia Gutiérrez, la titular de Vías y Medios de Transporte, dijo a El Sol que no tenía conocimiento de la presencia de Canet y que su nombre no figura en el listado del personal que fue presentado por Prepagos SA cuando se lo requirió la dirección. 

    El panorama es mucho más complicado de lo que parece. Desde el Tribunal de Cuentas habrían advertido que la subcontratación de Prepagos SA no está permitida. Al menos, se pudo comprobar que la aparición de Prepagos SA fue observada por los auditores. Desde el Tribunal dicen que aún esperan un informe del Ejecutivo que les aclare la situación y reconocieron que esperan un detalle completo con una rendición de cuentas más general. 

    Gutiérrez pidió tranquilidad y dijo dar garantías plenas de que la dirección a su cargo está controlando “bastante bien” a los empresarios, tanto a los transportistas como a los operadores del sistema prepago. En principio, subestimó la aparición de Prepagos SA y descartó alguna incompatibilidad, aunque admitió que durante varios meses estuvieron reclamando el acta de constitución de la empresa y que Siemens les informara de la subcontratación. 

    La funcionaria reconoció que Siemens no tendría que tener ninguna relación con Autam y que desconocía de la presencia del estudio contable de Canet en ambas por medio de Prepagos SA.

 

 

 

 Fuente: 

https://www.elsol.com.ar/sospechoso-vinculo-entre-empresas.html

 

Leer más …

Cómo el algoritmo secuestró a la democracia

Escrito por Lunes, 31 Diciembre 2018 17:14 Publicado en Opinión

Compartimos una nota sobre el poder de las redes sociales y las tecnologías de la información, las empresas que poseen los datos que de ellas emergen y cuáles son los mecanismos que utilizan para poner en jaque gobiernos del tinte nacional, democrático y popular y extraer del interior de las naciones la mayor cantidad de riquezas posibles. (RU)

El avance tecnológico a cambiado drásticamente las sociedades del s XXI. Esto se puede notar en todas las esferas de la vida humana y, lógicamente, la política no está exenta de ello.

No solo en las nuevas formas de hacer campaña, de buscar votantes o de visibilizar políticas públicas puede notarse esto: la tecnología ha puesto en jaque la soberanía como la conocíamos.

Los estados se ven superados muchas veces por los monopolios internacionales tecnológicos que le imponen condiciones para la explotación de recursos o para la transformación de estos en manufacturas. Las patentes complican la economía de muchas regiones que tienen que negociar acuerdos leoninos en pos de poder acceder a saberes necesarios para su desarrollo.

Asimismo, las redes sociales y las tecnologías de la comunicación transfiguran el acceso a la información, a las noticias y a los hechos. La verdad mediática acaba siendo la única que tiene asidero y la frivolización de la información banaliza y naturaliza hechos violentos, ilegales o  antidemocráticos según convenga a quien distribuye las noticias. Las campañas se hacen por Whatsapp y se amoldan los paradigmas de las redes sociales a medida de los usuarios (que también son electores) para guiarlos lentamente hacia defender o repudiar personas, actos políticos o banderas ideológicas. Esto se agrava más aún por el hecho de que se arman perfiles digitales de todos los usuarios y así se los persuade de adquirir bienes, de tomar ciertas decisiones o de apoyas ciertos dirigentes atacando a los deseos más personales de los usuarios.

Todo esto crea una duda generalizada de la importancia o de al legitimidad de los estados soberanos desembocando en un rechazo hacia la actividad política y a la lucha por derechos individuales y colectivos. Esta respuesta, lógicamente, no pone en duda el “status quo” actual y cementa más la posición de aquellos que gozan del poder monopólico de la tecnología para conservarlo.

¿No estamos cayendo lentamente en un totalitarismo en el que los amos del mundo digital controlan casi todos los aspectos de la vida humana? (Revista Integración Nacional)


Por: Claudio Guevara

Un nuevo paradigma de conocimiento y manipulación de la sociedad emerge de la formidable concentración de datos y recursos que acumulan las redes informáticas. Las aplicaciones interactivas, plataformas de redes sociales, telefonía móvil e inteligencia artificial colectan cada día millones de datos personales y dominan cada vez más la vida de la gente. Cinco corporaciones planetarias que hunden sus raíces en el corazón del sistema financiero mundial. Lo saben todo sobre nosotros.

El conocimiento íntimo de los individuos, el control en tiempo real de sus desplazamientos y consumos, pensamientos y emociones, le abre la puerta a una nueva forma de gerenciamiento político de las sociedades. Totalitarismo 2.0 puede ser un nombre apropiado: el ciudadano depende de las redes de servicios para casi todas sus operaciones vitales, es sujeto de un espionaje cibernético permanente y crea su idea del mundo en la burbuja perceptual del sistema. El poder puede aspirar a un control total de su vida. Y –a través de la manipulación, el chantaje o el crimen contra personajes influyentes– de la entera sociedad.

Cómo Internet está matando la democracia

José María Espona en Totalitarismo Tecnológico Versión 2.0: Por qué el avance tecnológico y la crisis financiera nos lleva inevitablemente al Totalitarismo” advierte que se está configurando una dictadura electrónica sin precedentes, un sistema controlado por una minoría capaz de manipular la mecánica de los partidos políticos, de los grandes medios de comunicación, cambiar la legislación y utilizar el propio aparato del Estado de Derecho. Espona denomina “tiranía bancaria” a este régimen disfrazado de “democracia”.

Jaime Bartlett, que estudia la relación entre nuevas tecnologías y democracia, en su libro “El pueblo versus la tecnología: cómo internet está matando la democracia”, pronostica que si la política no impone su autoridad sobre el mundo digital, la tecnología destruirá la democracia y el orden social tal como los conocemos.

Por el momento, mientras se demora un marco normativo que detenga su concentración en manos privadas, la tecnología está ganando esta batalla. Sociedades enteras están siendo capturadas, teledirigidas, heterodeterminadas por una sofisticada coordinación de dispositivos. Un puñado de programadores está imponiendo una nueva forma de control social a escala planetaria.

América Latina es un territorio vulnerable. Países como Argentina, Brasil y Ecuador son laboratorios avanzados de la tendencia, donde bajo el ropaje formal de la democracia se va consolidando un nuevo modelo de gestión política: el Totalitarismo 2.0. ¿Cuáles son sus características, sus patrones más visibles?

Tendencias del Totalitarismo 2.0

El poder colonial se deslocaliza y se invisibiliza. Décadas atrás, las estrategias de dominación colonial eran manifiestas y visibles. El Imperialismo industrial, de violencia explícita, hería sentimientos nacionales y provocaba procesos de resistencia y acumulación de fuerzas populares. Ahora el Imperialismo financiero pone el énfasis en la invisibilidad y en la creación de una subordinación consentida. No se sabe a ciencia cierta dónde ni quién encarna el poder. La tecnología digital sobrepasa el modelo “democrático– nacional” y es no-geográfica y descentralizada. Las redes tecnológicas son poderes supra-nacionales sin domicilio fijo.

Describe Adolfo Moreno: “Este grupo de corporaciones domina el mundo como antes lo hicieron las potencias coloniales. Sin derramar sangre, logran capturar miles de millones de “almas”. Su poder reside en el algoritmo”. Rosa Miriam Elizalde lo llama Colonialismo 2.0.

En esta etapa, los golpes de Estado y los magnicidios son reemplazados por revoluciones de colores, golpes suaves y asesinatos encubiertos y selectivos. Las invasiones militares con ejércitos de bandera dejan su lugar a ejércitos difusos y tropas mercenarias. La proscripción de partidos y los prisioneros políticos han sido reemplazados por el lawfare, el linchamiento mediático y el aislamiento de los líderes por la propaganda. Las metrópolis imperiales vuelven a someter a las antiguas colonias emancipadas, pero ahora merced a “la voluntad de las urnas”, “el clamor de los mercados” y el deseo de los usuarios.

Una simbiosis gobierno-justicia–medios impone su propia realidad virtual. La antigua división de poderes propia del Estado de Derecho se va convirtiendo en una gestión monolítica y sin fisuras de un poder homogéneo y unificado. Las instituciones republicanas son cooptadas. Una extraordinaria coordinación de acciones e intereses mancomunados reemplaza las diferencias de criterio, las deliberaciones y los contrapesos entre los diferentes poderes. Los noticieros crean culpables para explicar el siempre creciente empeoramiento de las condiciones de vida. Mediante un retorcimiento de leyes y procedimientos, ciertos objetivos políticos son encarcelados en procesos judiciales aberrantes y exhibidos como delincuentes en las pantallas.

Se profundiza la militarización y el Estado policial. A la par que el lenguaje cotidiano de los medios glorifica la guerra y la represión, se multiplican las leyes antiterroristas y los dispositivos represivos. Una nube negra de exabruptos en boca de presidentes y ministros advierte a los ciudadanos que las garantías constitucionales y la presunción de inocencia son casi cosa del pasado. Decretos y leyes especiales van configurando un estado de excepción, donde las ejecuciones sumarias y la justicia por mano propia son aplaudidas y alentadas. La TV vocifera consignas y señala culpables y enemigos. Se multiplican los muros y se eliminan derechos. Las negociaciones interclasistas son suprimidas y reemplazadas por un fascismo contractual, donde los más fuertes imponen sus criterios sin contrapesos.

Se avanza hacia el voto electrónico. En las sociedades subalternas se tiende a encerrar dentro del espacio cibernético, pese a que cualquier tecnología electrónica que suplante al voto manual, controlable por cada partido, conlleva inseguridad, vulnerabilidad y posible distorsión de la voluntad ciudadana. Los programadores globales intentan cerrar el cerco. Con el control de los procesos electorales, la dictadura electrónica consagraría el control total del sistema político. Boaventura de Souza lo denomina Fraude 2.0.

El Totalitarismo 2.0 aplica una combinación de ciencia y tecnología, acompañada de una manipulación de las instituciones republicanas, para normalizar el pasaje hacia un régimen político de control centralizado, inadvertido por la población.

Es, como dice Boaventura, la muerte democrática de la democracia.


FUENTE: TeleSUR



Leer más …

Compartimos a continuación una nota extraída de Kontra Info.com porque, más allá de no ser parte de la línea editorial de Revista Universitaria, creemos que contribuye al debate sobre la situación actual desde otras perspectivas que no son las comúnmente difundidas.

Es importante destacar sobre todo el análisis que se realiza de lo profundamente perjudicial que puede ser para cualquier sociedad admitir la anulación de la presunción de inocencia, la cual nos ampara a todos y a todas.  

(RU

_________________________________________________________________________________________________

Por Gabriel Fernández

JUSTICIA / El caso Darthés, el caso Ripodas. Las varas diferentes y la conducción de una oleada

La Argentina, en un interesante cruce de coincidencias entre gobierno y amplias franjas sociales, está renunciando a la presunción de inocencia. Lo hace, además, asentada en prejuzgamiento mediático, pues la orientación de la condena se fija a través de los espacios comunicacionales tradicionales y las redes sociales.

 

Se instala con intensidad propia de un alud que si una persona dice que alguien hizo tal cosa, y logra la difusión adecuada, resulta imprescindible y “justo”, creerle. Quien señala desconocer personalmente a los protagonistas y por tanto sostiene, con lógica constitucional, que el Poder Judicial realice la investigación pertinente, pasa a ser “cómplice”.

El detalle de lo que está sucediendo en estos momentos es trascendente: Juan Darthes es condenado públicamente antes del juicio, pero no lo son Ricardo Darín (imputado por Valeria Bertucelli y su esposo) ni Víctor Hugo Morales (acusado por Sandra Borghi) entre varios. Lo que es más: los testimonios que defienden a unos y a otros, son evaluados de diverso modo.

Las declaraciones a favor de Darthes son despreciadas como cobertura machista, mientras que las registradas a favor de Darín y Víctor Hugo son valuadas como creíbles y respetables. Quienes, como el redactor de estas líneas, desconocen absolutamente todo de las vidas de los involucrados y precisan “no puedo opinar porque no sé qué pasó”, son sospechados de algo.

¿De machismo por no condenar a Darthés o por no hacer lo propio con los otros denunciados? Quién puede saberlo. Lo cierto es que todas las opiniones recibidas al respecto se basan en “no le creo porque se expresó de tal o cual modo” o “pero fijate que la denuncia fue apoyada por muchas personas”.

Es decir, el país está ingresando en una zona cenagosa donde una persona –amparada por la difusión mediática– logra condenar a otra sin haber llegado a la realización de un juicio “con todas las de la ley”. Si se reflexiona un poco, podrá entenderse a qué franjas dominadoras de los grandes medios puede beneficiar, en perspectiva, este proceder.

Para ahondar más en el trabajo psicológico social efectuado por estas empresas comunicacionales: es previsible que a esta altura, personas involucradas en la campaña presente infieran que se encuentran leyendo una nota “de apoyo a Darthes”. ¿Por qué haría eso? Es obvio que deseo, como ante cualquier denuncia de delito, un juicio justo para clarificar y, eventualmente, condenar.

Lo que estamos indicando es:

1) No le conviene a la sociedad argentina admitir un retroceso político jurídico de estas dimensiones porque la presunción de inocencia protege a todos, pero fundamentalmente a quienes realizan actividades beneficiosas para las causas populares, y
2) No se entiende por qué, si se acepta ese precepto, en algunos casos es válido y en otros, no.

En la misma línea, podríamos indicar que aquellos que aman las películas de Darín o disfrutan el relato de Víctor Hugo pueden suponer que deseo su condena. Nada más lejos. Lo único que puedo decir, junto a millones de personas es: no los conozco, a ellos ni a sus acusadoras; no sé qué pasó. No voy a alzar la voz para prejuzgarlos. Me parece justo que la Justicia investigue.

El Caso Darthés ofrece otra singularidad. Por motivos indescifrables la anulación de la suposición de inocencia implica, de varios días a esta parte, que los abogados no pueden defenderlo y que los periodistas no pueden entrevistarlo. Si lo hacen, son “cómplices”. Esto brinda un aura fácil de obtener a los que forman parte de la campaña.

Ese aura permite a los que no se animan a confrontar con la más grande empresa comunicacional, telefónica  y agropecuaria del país, el Grupo Clarín, ganar fama de justicieros criticando a Mauro Viale. Se podrá objetar la tarea de ese periodista, pero todos saben que no dispone de un poder equivalente al antedicho. Sólo es permitido ofrecer voz a los acusadores de Darthés.

Este planteo no convierte al acusado en inocente; ni mucho menos. Sólo indica que resulta profundamente perjudicial para la sociedad argentina admitir la anulación de la presunción de inocencia. Advierte que sumarse a una condena mediática abre las puertas al desarrollo de otras, más orientadas y, en vísperas de elecciones, bastante previsibles.

Lo grave no es que Clarín haya ingresado en este terreno. Más preocupante aún es que Página 12 lo haya hecho. Entre ambos, están devaluando una causa justa. Quizás resulte peor el silencio de quienes visualizan con claridad lo que sucede pero, para no contrastar con “la oleada”, guardan prudente y cobarde distancia.

Vale una información muy reciente y poco difundida, para entender la crítica a la vara diferenciada: La periodista Jésica Ripodas, quien se desempeñaba como conductora y movilera del noticiero Somos Noticias, del canal Somos Bahía (Grupo Clarín), fue despedida luego de denunciar acoso laboral y maltrato.

¿Alguien se enteró de esto? Sucedió la semana pasada. Es aún más grave que cualquiera de los temas indicados previamente, porque incluye prejuzgamiento a la probable víctima. Pero bueno, el grupo empresarial involucrado resolvió barrer bajo la alfombra. En tanto, a su través, nos enteramos del empleo brasileño de Darthés y de los avances de las mujeres en ésta… ¿su causa?

Finalmente, la preocupación. El gobierno danza de alegría con estos asuntos, que han gestado quiebres verticales en las organizaciones populares y una fuerte cacería sobre quienes sólo dicen que las investigaciones se lleven a cabo, pero no alzan el dedo acusador.

A los organizadores del Encuentro de Mujeres parece no importarle, porque más allá del feminismo, parten de la idea izquierdista “macrismo y peronismo son parte de un mismo sistema”. Entonces, un masivo cónclave que congrega militantes de base de todo el país termina conducido por sectores que no lamentan esas fracturas al interior del campo nacional y popular.

Para quien redacta estas líneas hubiera sido más fácil no hacerlo. Pensé mucho antes de publicarlas. Sin embargo, lo que está en juego hacia octubre del año venidero es demasiado importante. Cuatro años más de gobierno oligárquico resultarían letales para la matriz productiva argentina. Cuatro años más resultarían, también, nocivos para todos los derechos cívicos.

Así que cuando observo intentos de quiebre, lo señalo. Si encuentran en este texto, leído una y otra vez, alguna objeción a las demandas de igualdad y justicia por parte de las compañeras, avisen. Si poseen honradez intelectual, piensen. No es preciso estar de acuerdo para pensar.

Director de La Señal Medios.

 

FUENTE: KONTRA INFO

 

 

Leer más …

«Felicitaciones a River y a todos sus hinchas por el triunfo en este partido histórico», escribió en su cuenta personal de Twitter el titular del Poder Ejecutivo. Y también envió un mensaje para todos los xeneizes: «Los de Boca sabemos que el fútbol siempre da revancha». Dicen que la política también da revancha. Lo que no sabemos es si se la va a dar a Macri.

Finalmente se jugó la final de la Copa Libertadores y ya con los resultados en la mano, nos atrevemos al menos, a preguntarnos si esto puede ser la frutilla del postre que determine la derrota electoral de Macri y la alianza Cambiemos en las próximas elecciones.  Macri presidió el club de 1995 a 2008, este fue el trampolín que le permitió hacerse de una base populista que lo llevó a ser presidente de la Argentina.

Ganar este partido le iba a permitir a Macri disimular algún tiempo más, el desastre de su Gobierno y el del club. Pero perdió.

El deporte ha sido desnaturalizado, transformándose en un mero negocio y arrebatándole los clubes a los verdaderos hinchas del fútbol.  Algunos de los artífices de esta hazaña en los últimos 25 años han sido personajes del macrismo como Angelici, que además maneja parte del poder judicial. Pero se empiezan a caer la estantería. El hecho de que Angelici no tenga reelección en 2019 como presidente, puede ser una oportunidad interesante para que un referente como Román Riquelme sea el próximo presidente, dándole otro rumbo al club. Tal vez orientado a cumplir una función social y no a servir a un puñado que hacen negocios a través del fútbol, entiéndase los dirigentes, los barras y los infiltrados en la política como Macri que, ante su incapacidad de juntar gente, mantienen rentados a unos cuantos barrabravas para que le hagan de apoyatura populista en la política.

 Cada vez son más los que le sueltan la mano a Macri, ni sus propios Gobernadores quieren ir a elecciones pegados en la boleta con Macri para no perder, entre ellos, Vidal y Larreta que son de su propio riñón; Cornejo en Mendoza que es su principal aliado radical. Ni hablar los demás.

Felicitamos a los hinchas de River por el triunfo. Y esperamos que nuestras predicciones se cumplan en favor del fútbol, de sus hinchas y del pueblo argentino.

 

Leer más …

Las pseudas investigaciones de “los cuadernos de la corrupción”, le están causando grandes dolores de cabezas a los ex amigos de Macri. Es que Loma Negra y Techint están siendo enjuiciados en EEUU por el impacto de los “sobornos” que les han hecho perder sumas millonarias en la bolsa de Nueva York a los accionistas estadounidenses.

Loma Negra está acusada en los Estados Unidos de haberle hecho perder dinero a accionistas que apostaron por invertir en sus papeles, por haber participado en hechos de corrupción en la Argentina. Algo similar le está pasando a Techint.

Ahora, esas empresas que supieron formar parte, junto a Macri, de la denominada Patria Contratista, ahora ven como el sistema financiero sigue comiendo terreno a medida que crece la concentración de poder, y acusan a Macri de perseguirlos judicialmente con Bonadío a la cabeza, que tal vez ordene la detención de los CEOs de estas empresas.

La causa que sufre Loma Negra en Wall Street fue iniciada por un grupo de tenedores de acciones, en su mayoría ciudadanos norteamericanos con dinero en fondos de inversión, encabezados por el ahorrista Eugenio Carmona; quienes presentaron una demanda colectiva ante la corte del segundo distrito de Nueva York, pidiendo un juicio por jurados, reclamando por la posible participación de la empresa “en actos de corrupción” y de haber “inflado” la IPO (Initial Public Offer); esto es, la oferta pública en la que se lanzaron las acciones de la cementera por primera vez en Wall Street en noviembre del año pasado.

Los accionistas demandan además a los bancos que intervinieron por haber presentado tanto la situación de Loma Negra como la del país con una ponderación muy superior a la real.

Esta presentación, se suma a una anterior de julio pasado, donde otros tenedores de acciones, en plena crisis financiera y antes del estallido de la causa de los “cuadernos”, reclamaban ante los mismos tribunales de Estados Unidos por no haber anticipado las consecuencias de la crisis financiera argentina en las acciones de la compañía en Nueva York. Y que durante la presentación de la IPO no se advirtió desde los bancos colocadores (J.P.Morgan y Alaria) sobre la endeblez de la situación fiscal del país y de la cercanía que las cuentas públicas argentinas tenían de un eventual default.

Loma Negra es el principal productor de cemento del país dominando el 45% del mercado.

En el “establishment” hay recelos con el presidente porque creen que, ya en modo electoral, busca generar una imagen de transparencia y lucha contra la corrupción a costa de los empresarios con los que compartió los mismos caminos durante décadas.

Y es que el Grupo Macri también formó parte de la Patria Contratista desde Onganía en el poder, pasando por la dictadura cívico militar de 1976, Alfonsín y Menem. Cavallo estatizó la deuda privada, siendo beneficiario Macri de tal condonación. Con las privatizaciones, el Grupo Macri se quedó con el Correo Argentino. Como no pagaron, Néstor Kirchner revertió la venta. Macri, durante su gobierno, condonó la deuda de su padre.

Los empresarios creen que el presidente está detrás de ambos procesamientos. En el caso del CEO de Techint, a través del fiscal Carlos Stornelli, muy cercano a Macri. Y en el caso de Brito, el dueño de Macro mantiene una muy tensa relación con Macri, que le recrimina su supuesto apoyo a Sergio Massa. Pero también es verdad que ambos se conocen hace décadas y hasta supieron ser amigos cercanos de hasta compartir partidos de Paddle.

En el caso judicial de Rocca (Loma Negra), la cámara que definirá su libertad está integrada por los jueces Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi, ambos nombrados por Macri. El dueño de Techint tendría con el presidente una “relación compleja, de recelos, acuerdos y tensiones y son conocidas las historias de destrato de Rocca hacia los Macri, a quienes acaso consideraba empresarios de menor nivel que el suyo”.

El rencor del conocido como “círculo rojo” con Macri se agrava porque la mayoría de las empresas argentinas perdieron la mitad de su valor por la devaluación de este año. El caso de Arcor, la multinacional de Luis Pagani, pasó de tener fuertes ganancias durante el kirchnerismo y abrir plantas en el exterior a enfrentar en sus últimos balances multimillonarias pérdidas, que hacen dudar de su capacidad de enfrentar los fuertes vencimientos en dólares que tiene por delante.

La alianza de clase que puso a Macri en la Rosada, se desmorona. La Sociedad Rural reclama más devaluación aun para mejorar sus exportaciones. El empresariado monopólico reclama frenarla para que sigan perdiendo. Pero los bancos siguen poniendo el tono. No tocan los monopolios, pero la política monetaria y de timba financiera funciona a la perfección y a la justa medida de los grandes bancos. Algunos ya huyen…como desde hace rato…

Leer más …

La Ministra Bullrich obra pasando por encima del Congreso, el código penal, la misma Constitución Nacional, códigos y tratados internacionales, etc. Desde el punto de vista jurídico es confuso e inconstitucional. Pero en términos políticos es lógico que ocurra esto, conforme al brutal ajuste y endeudamiento al cual nos han sometido. Ahora viene el segundo paso: más represión, para después dar el tercero, que es más ajuste.

Más de un desavisado, o desavisada, aplaudió cuando se enteró sobre la resolución dictada desde el Ministerio de Seguridad. Basta con ver algunos comentarios en las notas de los principales medios provinciales y nacionales, o las encuestas que han salido respecto al tema hace horas. Muchos/as parecen estar de acuerdo con la ocurrencia de la Ministra ebria (y gorila, pero nada zonza), sin embargo, sólo un puñado de personajes se van a beneficiar con esto, en caso de que se concrete.

Que el gobierno legitime y promueva el hecho de que un uniformado pueda «disparar por la espalda sin dar voz de alto» ¿No estará vinculado a que el %48 de los niños, niñas y adolescentes de nuestro país son pobres? según UNICEF, o a que el desempleo se haya disparado un %4 más respecto al año 2015, o que la inflación hoy en día sea de un %45, o del triste hecho de que cierren 25 (si, 25) pymes por día, etc. Acaso el pueblo argentino es boludo? vamos a dejar que nos hambreen sin oponer resistencia? Naturalmente no. Vamos a patalear. Ahí está el asunto.

La alianza cambiemos –compuesta por los bancos extranjeros, la sociedad rural poco argentina, monopolios varios que a su vez son dueños de los medios de comunicación, y cuya conducción política y económica es dictada por el FMI y EEUU– vino a barrer con los pocos derechos conquistados en la última década. Estas conquistas podríamos resumirlas, de forma muy grosera y general, así: 6.000.000 de puestos de trabajo. Como era de esperar, esto se logró porque nos sacamos de encima al FMI, priorizando la producción nacional y el consumo interno por sobre la especulación financiera, que es la moneda corriente de hoy. Gobernar en beneficio de los de arriba y los de afuera, esa es la política Macrista.

Año 1955, la alianza cambiemos de la época apoyada por un sector minoritario del ejército se valió de la fuerza para derrocar al peronismo, ergo, terminar con los derechos que este conquistó. Se aplicó la pena capital (pena de muerte) abolida en nuestro país en 1813. En 1976, cambiemos (pero con botas) derroca al peronismo por segunda vez, pero en el segundo acto no anduvo con resoluciones, ni actualizando prácticas ya abolidas: desaparecieron 30.000 vidas humanas. En el año 2001 el pueblo argentino raja a «la alianza» de la casa rosada. Se fue De la Rúa, pero dejó 39 muertos en plaza de mayo. ¿Podemos ser tan inocentes, o azonzados/as, de pensar que el nuevo protocolo es para combatir la delincuencia?

El blanco de esta política nefasta que se intenta aplicar es la mayoría del pueblo argentino, que ya ha comenzado a movilizarse en las calles en repudio al gobierno entreguista. Encuestas recientes dejan en claro que la imagen positiva de Macri y la intención de voto caen en picada, sin perspectivas de remontar. Legalizar la muerte, naturalizar la represión e infundir el miedo es el tubo de oxigeno de esta alianza agonizante.

Leer más …

El reconocimiento del trabajo doméstico como “trabajo”, es darle valor a la silenciosa labor que millones de mujeres realizan cotidiana y silenciosamente. Pareciera ser una tarea asignada por un mandato natural a ellas, pero bien sabemos que es una construcción social y , por lo tanto, modificable. Transformar ese reconocimiento en un salario, es un paso necesario en la búsqueda de independencia de las mujeres.

Desde el surgimiento del sistema político y económico capitalista que hoy nos rige, se instaló en la sociedad la división sexual del trabajo logrando una separación entre el proceso de producción de mercancías, y el de reproducción de la fuerza de trabajo. El primero asignado a los hombres, realizado fuera del hogar y a cambio de un salario; y el segundo dentro de la casa familiar realizado por mujeres, sin recibir un peso por ello, pagado solamente con “amor”.

Esto determina que surja una jerarquización dentro de la familia partir del salario, atribuido únicamente al trabajador y asignado a un sólo sexo: el masculino. Es allí donde una parte de la explotación capitalista se ve invisibilizada, aquella que relega a las mujeres al ámbito doméstico, le prohíbe su derecho a percibir un salario por su trabajo y sin embargo contribuye en la obtención de beneficios del capitalista, produciendo la mercancía principal: la fuerza de trabajo de los seres humanos.

La dependencia que tiene la mujer sobre el salario del hombre es lo que Silvia Federici denomina «El Patriarcado del salario», que además de traducirse en dependencia económica, cultural y social, conlleva a que la violencia sea una variable siempre presente. Esta conclusión teórica tiene su raigambre en los hechos concretos y actuales. Tomando como referencia el «Registro Único de Casos de Violencia contra las Mujeres (RUCVM)» elaborado por el INDEC con resultados estadísticos del período 20132017, podemos afirmar que prácticamente la mitad de las mujeres que sufren o han sufrido violencia no poseen un empleo. El informe explica que «conocer la situación laboral de la víctima es importante, porque pone en evidencia la vulnerabilidad que ella tiene con respecto al agresor. Contar con algún recurso económico representa para la víctima un grado de independencia que le permitiría salir de la situación de violencia. Así, la falta de autonomía económica de las mujeres condiciona o limita la posibilidad de independizarse o alejarse de la situación de violencia». Por el contrario, más de las tres cuartas partes de los agresores están ocupados (76,5%).

Otro dato que demuestra las consecuencias de la desigualdad de la mujer dentro del ámbito del hogar es que la mayor parte de los agresores son parejas o ex parejas de la víctima. Estando la problemática planteada en términos claros, el Estado tiene la responsabilidad de buscar mecanismos y herramientas para erradicar las desigualdades de género. Se puede ver como a partir de algunas políticas planteadas con este objetivo, las mujeres hemos logrado mejoras en las condiciones de vida. Un ejemplo sería la sanción, durante el gobierno de los Kirchner, de la moratoria previsional. Quienes que no hayan alcanzado, por distintos motivos –trabajo en negro, doméstico, etc-, los años de aporte para percibir la jubilación, podían empezar a gozar de la misma. Si bien esta reglamentación, era extensiva para varones y mujeres, de las 2.700.000 personas que accedieron a la jubilación, el 86% por ciento son mujeres. Es a partir de allí que es considerada como «jubilación para el ama de casa». Las principales beneficiarias fueron aquellas que durante años trabajaron gratis garantizando que el resto de la familia, principalmente, el hombre de la casa, pudiese salir a trabajar teniendo cuando regresaba la comida hecha, los hijos y las hijas cuidados, la ropa limpia y el deseo sexual cubierto.

La histórica y justa bandera por «el salario de ama de casa» contiene en su seno además la reivindicación por una jubilación, una organización sindical y una obra social. En este sentido es importante mencionar que a partir de 1983 se funda el SACRA (Sindicato del Ama de Casa de la República Argentina) y en el año 2001 se concretó el reconocimiento de O.S.S.A.C.R.A. (Obra Social del Sindicato de Amas de Casa de la República Argentina), mediante la inscripción en el Registro Nacional de Obras Sociales R.N.O.S. Esta obra social incluye dentro de sus programas centrales el «Programa de Asistencia Integral a las consecuencias de la Violencia Familiar y de Género».

Hace más de medio siglo, Eva Perón ya planteaba que: “La madre de familia está al margen de todas las previsiones. Es el único trabajador del mundo que no conoce salario, ni garantía de respeto, ni límite de jornadas, ni domingo, ni vacaciones, ni descanso alguno, ni indemnización por despido, ni huelgas de ninguna clase. Todo eso – así lo hemos aprendido desde ‘chicas’- pertenece a la esfera del amor… ¡y lo malo es que el amor muchas veces desaparece pronto en el hogar y entonces, todo pasa a ser ‘trabajo forzado’: obligaciones sin ningún derecho, ¡Servicio gratuito a cambio de dolor y sacrificios!»

Mas allá de lo conquistado hasta el momento, la exigencia de un salario que reconozca el labor de las mujeres, impuesto por designio cultural no por un mandato natural, es revolucionario. Lo es en tanto y en cuanto pone en tela de juicio la distribución de la riqueza, la que en un país semicolonial como la Argentina está concentrada en manos de una minoría opulenta que no sólo nos saquea los recursos naturales y aquellos socialmente producidos, sino que además silencia el esfuerzo de nuestras mujeres y las aleja de su necesaria emancipación.

Leer más …

A continuación compartimos la nota que fue publicada en «Revista Integración Nacional» sobre lo que está ocurriendo en Francia.

Es noticia mundial que las protestas en contra del gobierno del presidente Francés Emmanuel Macron han tomado dimensiones considerables. Luego de 3 semanas de protesta en París y en todo el país, miles de franceses con chalecos amarillos salen a las calles protestando contra el gobierno. Lo que empezó como una protesta por el aumento de combustibles, ha tomado las proporciones de una manifestación masiva en contra de la pérdida del poder adquisitivo llevada a cabo por el gobierno de Macron y el pedido de renuncia de este. Ahora bien ¿qué ha hecho Emmanuel Macron para que se levanten revueltas populares en su contra?

Con apenas un año y medio de mandato, Macron se ha ganado el merecido mote de “El presidente de los ricos”. La restricción al acceso a las universidades, el restablecimiento del servicio militar obligatorio, las reformas laborales que, por ejemplo, dejaron sin estatuto propio a los trabajadores ferroviarios y la privatización del sistema de ferrocarriles entre otros, han dado un sinfín de reclamos, protestas y movilizaciones a lo largo del 2018 por parte de sindicatos y estudiantes universitarios.

Los argumentos de Macron, como de Macri en la Argentina, son los de hacer el estado más eficiente y las empresas de cada sector más “competitivas”. Así se realizan reformas laborales que les quitan derechos a los trabajadores y los vuelven más “baratos” que en otras partes del mundo o se privatizan empresas estratégicas como la Sociedad Nacional de Ferrocarriles (SNCF por sus siglas en francés) dejando varios ramales y estaciones con posibilidad de cerrarse por “no ser rentables”. Ajustando es como Macron plantea reducir el déficit fiscal y la deuda francesa que asciende al 100% de su PBI (40% más que el promedio de la Unión Europea).

Ya en abril de este año, fueron masivas las protestas de los universitarios franceses en contra del ingreso restringido a carreras populares y a la instauración de vacantes por sorteo con base en el desempeño académico de años anteriores. Los estudiantes se declaraban en “total solidaridad con las centrales sindicales” que también sufrían los embates de Macron. Este procuraba, bajo recomendación del FMI, quitarles a los empleados ferroviarios, por ejemplo, el derecho a mantener su puesto de trabajo, a la remuneración por trabajo insalubre y la jubilación anticipada. A su vez, la idea de Macron era reducir el personal ferroviario mediante los retiros voluntarios, la flexibilización de las condiciones de despido y la apertura a la competencia el sector de transporte privatizando la compañía de trenes del estado, la SNCF.

No es de extrañar que en Francia, como en todo país en que se ajusta en nombre de las necesidades del mercado y del sistema financiero, la pobreza esté a la orden del día. 1 de cada 4 habitantes no puede comer bien 3 veces al día y se estima que más casi 9 millones de personas viven en la pobreza, de los cuales 2,79 millones son niños. Estos últimos se ven mucho más damnificados ya que el 15% de los niños de mayor vulnerabilidad social va al colegio sin comer y 1 de cada dos franceses de hogares humildes asegura tener problemas para pagar el comedor escolar que es de 1 Euro al día. No es de extrañar tampoco que Macron tenga menos del 30% de aprobación popular.

El aumento de los combustibles programado para enero de 2019 fue la gota que rebalsó el vaso. La gasolina en Francia subirá 2,9 céntimos y el diésel, 6,5 céntimos el litro el año próximo y eso dificulta y encarece el trabajo de aquellos que se dedican al comercio en transportes de pueblo a pueblo. Con un sistema ferroviario diezmado, se hace así más marcada la grieta entre las grandes poblaciones urbanas y los pequeños poblados alejados. Así, aquellos trabajadores del transporte salieron con sus chalecos amarillos (su vestimenta de trabajo) a manifestarse en contra del gobierno y atrás salieron todos los franceses hambreados, despedidos y empobrecidos que tomaron los mismos chalecos y los hicieron su bandera en repudio a las políticas de Emmanuel Macron.

Miles de movilizados, cientos de heridos, otros cuantos detenidos, pintadas, carteles y consignas claras se dejan ver en las movilizaciones de este último mes. “Macron, deja de tomarnos como imbéciles” se lee en carteles alzados sobre el mar de chalecos amarillos. Por lo que no es aleatorio, como anuncian mentirosa y frívolamente los medios mundiales. El movimiento de los “chalecos amarillos” surge de las políticas ajustadoras y de miseria que el sistema financiero (en todas sus variantes posibles: FMI, BID, Unión Europea, etc.) le recetan a los estados para tener “las cuentas claras”.

No obstante, este sistema no se aguanta, como diría el Papa Francisco, por lo que no es sorpresa que los pueblos se cansen de quienes los someten a la miseria y reaccionen en consecuencia. Hoy el pueblo francés está unido con una sola bandera: que se vaya Macron y se termine su gobierno para pocos.

Esperamos, por ende, que se cumpla el escrito que desde no hace mucho se puede leer en el Arco del Triunfo en París: “los chalecos amarillos triunfarán”.

 

Fuentes:

 

 

Leer más …