Marchamos

En todos los puntos de todo el país, nos reunimos argentinas y argentinos para conmemorar el día de la mujer, bajo el lema “Ni una menos”. Carteles y banderas abundaban y no eran necesariamente homogéneas. Es una buena señal, ningún movimiento que reclama por algo justo tiene una coincidencia amplia en absolutamente todos los puntos. Hubo, sí, grandes acuerdos: la violencia (la inseguridad, el femicidio), la despenalización del aborto, la injusticia social (brecha salarial, entre otros) y de género.

 

Nacida en San Martin y Zapata,la manifestación formada por miles de mujeres –mayoritariamente– recorrió las calles del centro mendocino. Terminaron en la Plaza principal a pesar del viento y la llovizna. Había militantes, mujeres víctimas de violencia machista y familiares de víctimas; jóvenes que, sin experiencia previa, llegan al planteo social desde la defensa de su género. “Los 42 femicidios ocurridos tan solo en lo que va del año es la punta del iceberg y moviliza enormemente”, nos decía una participante.

Desde esta revista publicamos una serie de videos invitando a la marcha, no es casual el lema “Vivas, libres y con trabajo nos queremos” pues resume las aspiraciones que algunos/as feministas tenemos: es imposible que en una sociedad oprimida en un país igualmente oprimido pueda haber liberación de género. Por eso vinculamos, con miles de mujeres en la calle, la situación social amarga con la realidad de la mujer en nuestro país. Por eso es tan importante la participación en ella de los gremios como los docentes de educación media y superior. Con ellos la reivindicación es socialmente justa.