El éxodo estudiantil

Los datos entregados por el director ejecutivo del Observatorio Argentinos por la Educación, Ignacio Ibarzábal, son alarmantes y entristecen. Alrededor del 70 % los estudiantes que ingresan al nivel secundario no llegan en el tiempo estimado a terminar sus estudios, ya sea por repitencia o abandono. Son 57.000 los estudiantes del secundario los que abandonan sus estudios cada año, 167 al día. Ibarzábal comentó que “quienes cuentan con pocos recursos económicos son los que más dificultades tienen para finalizar los estudios”. En el caso de Mendoza el estudio muestra que son alrededor del 59,3 %.

En el caso de la Universidad los estudios de este tipo son escasos, ya sea por error u omisión, pero podemos suponer que no están tan alejados de la situación de los estudiantes del secundario. En este sentido es alarmante la quita en el presupuesto universitario nacional, un ajuste de este tipo se ve directamente relacionado con la disminución de ayudas que reciben los estudiantes por parte de las Universidades, para poder terminar sus estudios. Para este año el presupuesto es de 95.317 millones de pesos. Este presupuesto  aumentó  un 24,5 % con respecto al año anterior, pero aun así está muy por debajo de lo estimado por el INDEC, de lo que seríaal menos del 29,8% anualizado.

Hasta el 2019 el panorama no será mejor. En los últimos días el presidente Mauricio Macri decretó un congelamiento en las contrataciones de la administración pública en donde proponen ahorrar $ 20.000 millones. Vale aclara que esta medida se da en el contexto del acuerdo con el FMI, quien exige una disminución del déficit fiscal, vale decir que se traducirá en menos presupuesto para salud, educación, subsidios, obra pública, etc.

El decreto define que los convenios vigentes celebrados entre el Estado y las Universidades Nacionales, provinciales privadas u otras instituciones de enseñanza pública, quedarán sin efecto a partir del 1 de enero de 2019. Lo que anticipa un despido de al menos 3.000 empleados contratados por medio de Asistencia Técnica, muchos de ellos estudiantes universitarios actualmente.

Está de más señalar que la actual situación económica argentina, que está diezmando a los sectores trabajadores, es la principal responsable de este éxodo estudiantil del sistema educativo. Muchos estudiantes de los distintos niveles han salido en búsqueda de trabajo por la necesidad de dinero en sus hogares, o simplemente a las calles por falta de trabajo y la imposibilidad de continuar con sus estudios. Mientras esto sucede, todos los días son cientos los estudiantes los que no pueden asistir a sus aulas.

Esta angustiante situación necesita ser afrontada de inmediato por los estudiantes en su conjunto, organizados en los distintos gremios de representación. Los reclamos de reformista del 18´ y sus herederos poseen en este contexto una vigencia total. En el Congreso nacional extraordinario de estudiantes de Peru, en el año 1945, estos hijos de la reforma cordobesa, sancionaron una resolución titulada “defensa económica del estudiante”1. Dicha resolución señala la necedad de:

1° Que en la Universidad reformada el estudiante debe ser un elemento dinámico, requiriendo en consecuencia las condiciones económicas que le permitan realizar este fin. 2° El estudiante que tenga la necesidad de trabajar debe contar con las facilidades que le brindan el Estado, la Universidad y demás instituciones del país. 3° El trabajo del estudiante debe estar perfectamente de acuerdo con la especialidad de su estudio. 4° El estado en sus diversas dependencias administrativas debe dar preferencia en la provisión de puestos a los estudiantes de acuerdo con su especialidad y teniendo en cuenta su horario de estudios. (…) 6° (…) debe tenderse por consiguiente a lograr el acceso a todas las clases populares a la enseñanza superior. “

En el contexto actual en donde cientos de estudiantes universitarios tienen la necesidad de trabajar,la implementación del Turno Noche de cursadotoma una importante relevancia. La aplicación del mismo le permitiría a cientos de estudiantes que hoy trabajan ya sea por la mañana y/o por la tarde, seguir cursando en el turno nocturno y de este modo no tendrían que ver trunco sus estudios por no poder asistir a las aulas.

Los estudiantes movilizados y organizados deben hacer frente al gobierno nacional para evitar que continúe este éxodo.

Referencias

http://www.unidiversidad.com.ar/desercion-escolar-156-alumnos-por-dia-dejan-de-cursar-la-secundaria

https://www.pagina12.com.ar/71937-el-detalle-de-los-recortes

https://revuniversitaria.com.ar/index.php/opinion/1824-oficial-por-decreto-macri-ajusta-el-estado-y-busca-ahorrar-mas-de-20000-millones

http://www.ambito.com/927759-la-inflacion-de-junio-se-disparo-al-37-el-nivel-mas-alto-en-dos-anos-la-nucleo-salto-al-41

1– Del Mazo, Gabriel. Estudiantes y Gobierno Universitario.Editorial: El Ateneo, 1946.Págs. 7375.