Cornejo y un aumento que causa gracia (o pena)

Una vez más los trabajadores de la Educación sufren el ajuste de Cambiemos. En el día de ayer el gobernador radical Cornejo anunció la aplicación de la clausula gatillo para los docentes de la provincia, medida que también alcanzara a celadores, policías y personal penitenciario, sin olvidar que estos últimos dos no gozan de paritarias y el aumento docente a cerrado siempre por debajo de la inflación.

Superado el nivel inflacionario esperado para la fecha, del 15,7%, según lo publicado por el INDEC para la región Cuyo se decidió la medida. Usted dirá entonces que esto es una buena noticia pero no nos ilusionemos ya que el mismo solo será de un 0,3%. Parece un chiste de parte del gobernador pensar que las necesidades de los trabajadores mendocinos se verán satisfechas con este aumento, en un contexto en el que el ajuste sobre los laburantes es abrupto ya que pretenden, en consonancia con el gobierno nacional, cumplir con las recomendaciones propuestas por el FMI.

¿Qué dice Cornejo?: “Vamos a cumplir a rajatabla lo que hemos firmado tal cual como comprometimos en un proceso de negociación abierta, democrática y de paritarias en el sector público”

Me pregunto si el concepto de democracia para el gobernador es la aplicación por decreto del aumento a los docentes. Si será acaso una broma de mal gusto suponer que un 0,3% alcance para llegar a fin de mes. Veamos algunos números para aclarar el panorama: durante este año el gas aumento un 40%, la luz un 30%, agua 42%, transporte 25% y el combustible un 25% al parecer, ¿Los números no cierran verdad? No se condice el aumento mísero propuesto por el gobernador con los altos costos de las tarifas y el transporte

Nosotros por decisión unívoca de este Gobierno vamos a incorporarlos a esa cláusula. Recuerdo que lo ofrecimos en el proceso de negociación y no fue aceptado. Pensamos en nuestros docentes, a quienes queremos cuidar y que no tengan una pérdida de poder adquisitivo. Vamos a ponerles la misma cláusula gatillo”

Parece que para Cornejo querer vivir dignamente es solo un capricho. Todo parece indicar que efectivamente es una broma, pero no. Las decisiones acertadas (según el gobierno provincial y nacional) de la gestión Cambiemos solo generan hambre, miseria y angustia en las grandes mayorías.