Con Macri volvieron los buitres

Una vez más los buitres se salieron con la suya. Tener a Macri en la Rosada es garantía que ante cualquier litigio a resolver, por parte del gobierno argentino en una demanda internacional, como es en este caso, este optará por “quedar bien” y arrodillarse frente al sistema financiero y sus tentáculos, los fondos buitres.

Recordemos que este gobierno apenas asumió su mandato allá por 2015, una de las primeras medidas de gobierno, fue nada más y nada menos que pagar la totalidad de lo “adeudado” con los fondos buitres, recurriendo justamente a uno de sus pilares económicos para gobernar, el endeudamiento externo. Para ello emitió 3 bonos de deuda externa en los mercados internacionales por un valor de u$s 16.500 millones, del cual se destinaron para el pago a los buitres unos U$S 9.300 millones.

En este caso un fondo denominado Burford Capital, propiedad de Christopher Bogart, compró los derechos para litigar por las compañías del Grupo Petersen, de la familia Eskenazi en la causa por la estatización de YPF en 2015. Se trata de una demanda por unos u$s 3.000 millones. La estrategia de este fondo buitre, como lo hace en el caso por la estatización de YPF, es “comprar” juicios. Financia los litigios y luego se queda con parte de las ganancias.

Vale recordar que el fondo Burford le compró el juicio a la Justicia de España, que tenía la quiebra de las empresas Petersen Energía Inversora y Petersen Energía, las dos compañías que la familia Eskenazy creó en ese país para comprar acciones de la petrolera en 2008.

La Corte del Distrito Sur de Nueva York decidió que la demanda de este fondo buitre contra la Argentina por la expropiación de la petrolera YPF debe seguir curso en ese país y de esta manera no será trasladada a Buenos Aires. En este caso, como en tantos otros, seguramente el gobierno no opondrá demasiada resistencia a un fallo adverso para beneficiar a estas aves rapases del sistema financiero que intentan nuevamente poner de rodillas a toda una sociedad.

En un contexto de crisis económica en nuestro país, producto de las medidas políticas de este gobierno, vuelven aparecer los buitres, que seguramente harán todo lo posible para seguir con sus negocios, adquiriendo bonos de deuda a precio de remate (entre el 10 y el 30% de su valor original) para luego litigar contra el Estado deudor, no acordar durante las reestructuraciones para alimentar su especulación y finalmente contratar algún juez amigo para garantizar que fallen a su favor y de esta manera obtener su reembolso en un 100%.

De esta forma Mauricio Macri nos “nos vuelve a conectar con el mundo”. Todos de rodilla ante los agentes del capital financiero y en el mismo lodo, parafraseando al poeta, todos manoseaos.

http://rinacional.com.ar/sitio/nuevamente-aparecen-los-buitres/