“…quiero decirles que tenemos plena conciencia de que la suerte de nuestra capacidad financiera y el ritmo de recuperación de nuestra economía está sujeta, en buena medida, a la marcha de la economía argentina. Por eso hemos construido con el Gobierno Nacional las relaciones colaborativas, fluidas, criteriosas y respetuosas que proclamábamos en la campaña.”  

 

“El Estado no puede ser más una máquina de amontonar empleo improductivo dependiente de su presupuesto…”                                         

                                                                                                                  Alfredo Cornejo

 

En la mañana de hoy, primero de Mayo, día del Trabajador, anduvimos por la calle Patricias Mendocinas y peatonal, donde se congregaron gremios (SUTE, ATE, CTA, ADUME, Centro de Estudiantes de Políticas, Filosofía, Universidad de Congreso, etc.), agrupaciones estudiantiles, organizaciones políticas y compatriotas independientes a los efectos de hacerle llegar al gobernador los diversos reclamos por las políticas de ajuste (despidos, paritarias vergonzosas, ítem jaula, etc.) que se están llevando adelante.

 

Hace bastantes años que no se veía que en un primero de Mayo (mas allá de ser el día del trabajador, el Gobernador de la provincia da inicio a las sesiones) la oposición se movilizara para hacer escuchar sus reclamos. Sin embargo, no era sólo la oposición en términos políticos, sino que también los gremios –representantes de los hombres que trabajan– también dijeron presente.

 

Hecho insólito: por orden del Ministerio del Interior la peatonal estaba vallada por calle Patricias y por calle España. Policía montada e Infantería rodeaban el lugar. Por peatonal, donde da a una de las entradas a la Legislatura, hacían ruido la Juventud Radical, Franja Morada, Libres del Sur y algún que otro ganso. Vale decir, las fuerzas de seguridad protegían aquel armado que le hizo campaña a Cornejo y a Macri (aunque en la UNCuyo se saquen los ojos por los cargos del Rectorado).

 

El gobernador no hizo declaración alguna sobre la transferencia de recursos hacia el exterior (ver Panamá Papers, por ejemplo) que dicho sea de paso, Macri y varios de sus funcionarios están metidos hasta el cuadril, los despidos (según se estima ya son más de 100.000 en todo el país), los aumentos en los servicios, nafta, canasta básica, etc… Pero en su momento si dio su opinión favorable a la hora de pagarle a los especuladores financieros (buitres). A los buitres si, a los trabajadores no.

 

«Incluir en su discurso a los trabajadores, pero dejarnos sin paritarias es una gran contradicción» Declaró Adrián Mateluna (Sec. Gral. Sute) sobre las palabras del Gobernador.

 

“Una gestión marcada por la indolencia, por el despilfarro, por el desprecio del futuro de los mendocinos, por el privilegio de unos pocos amigos del poder y atravesada por la corrupción” sostuvo el Gobernador. La corrupción como fundamento para ajustar no es nada nuevo en la Argentina, de hecho, “las cuentas claras, la transparencia y la honestidad” fueron el caballito de batalla del “chupete” de la Rua para llegar a la presidencia. Las empresas mediáticas hacen su trabajo y las empresas políticas universitarias (como Franja Morada) hacen lo suyo también. El relato es el mismo, y sabemos como termina. 

 

Sin embargo, y a pesar de haber escuchado un discurso con claros síntomas de desprecio a aquellos que “gastan sus energías en beneficio del país”, los trabajadores –junto a algunos estudiantes– se unieron fraternalmente para este soleado día del trabajador, y como lo demuestra nuestra historia, esta unidad tiende a ser indestructible.

Valora este artículo
(1 Voto)