MEJOR 100 AÑOS TARDE QUE NUNCA : Universidades en Chile

El parlamento de Chile recibió el pasado Martes 8 de Diciembre un proyecto por parte de la presidenta Michelle Bachelet con el objetivo de fortalecer la calidad de la enseñanza que reciben niños, niñas, jóvenes y adultos que asisten a establecimientos públicos del país. A través de diversas iniciativas educativas se posibilita a un 50% de los estudiantes secundarios chilenos a que puedan acceder a una educación universitaria de calidad, lo cual formaba parte de las propuestas de campaña de la presidenta.


La lucha y los reclamos de los compañeros chilenos a favor de los que menos tienen y en contra los resabios del pinochetismo, lucha que los llevo a tomar calles durante largos meses y sufrir recurrentes atropellos de los carabineros, a tomado un nuevo rumbo. El proyecto, que  tiene más de 50 páginas, persigue el objetivo de cambiar el paradigma de la educación chilena, reforzar el sistema público de enseñanza y dar poder a las familias para que sean ellas las que escojan los colegios y no al revés. Para ello, incrementa el presupuesto para la educación contemplando el mantenimiento de los edificios y la adquisición de aquellos que resulten inviables en manos privadas para evitar un colapso en la oferta de cupos, estableciendo que la regulación del cumplimiento de esta ley es responsabilidad de cuatro entidades: el Ministerio de Educación, la Dirección de Educación Publica, el Servicios Locales de Educación y los Consejos Locales de Educación.


La gratuidad universitaria, conquista que los estudiantes argentinos obtuvimos durante el peronismo, estuvo fuertemente influenciada por la reforma del 18´ en su búsqueda del acceso y distribución de los conocimientos por parte de los sectores populares, y es tomada como ejemplo por los estudiantes chilenos que amalgaman a toda la sociedad bajo su reclamo. La esperanza de que en los años venideros la gran mayoría de la población acceda a la educación publica de calidad en todos los niveles, reivindicando a la educación como un derecho y no como una forma de lucro privada a costa del trabajo y endeudamiento de los mas humildes, es cada vez mas un realidad


Por otro lado, los estudiantes los mendocinos estamos sufriendo el avance privatista en la educación encontrándonos con mas del 50% de los estudiantes de nivel superior en la universidades privadas. Frente a ello, es indignante la inoperancia de los antireformistas de la Franja Morada que junto a sus aliados de de Libres del Sur y MNR o Manuel Savio, impiden el acceso de estos estudiantes al máximo órgano de representación estudiantil, la Federación Universitaria de Cuyo. Su inclusión permitiría la unificación del movimiento estudiantil en la provincia e impulsaría los reclamos actualmente ignorados de aquellos que asisten a las privadas.


Quienes verdaderamente defendemos la educación libre y gratuita la cual no solo busque la formación en términos individuales de los estudiantes , sino fundamental la capacitación de profesionales que nos permitan concluir con la realización de la Nación , apoyamos los reclamos de los hermanos trasandinos e invitamos a los argentinos a combatir a quienes quieren dar marcha atrás nuestros derechos y hacernos retroceder en el camino de estas conquistas que ‚al igual que al pueblo chileno en este momento, tanto nos costaron.