Gobierno de Venezuela llevaría cinco puntos a diálogo con oposición

 

La crisis política continúa en Venezuela. El autoproclamado “presidente interino” Juan Guaidó se pasea por Suramérica buscando amigos entre el grupo de marionetas de los Estados Unidos que hoy gobiernan en los distintos países de la región: el Ecuador de Moreno, el Brasil de Bolsonaro, el Paraguay de Abdo Benítez y (no podía faltar) la Argentina de Macri. La oposición se dispone a apretar el cerco sobre Venezuela y su gobernante legítimo Nicolás Maduro buscando la ayuda internacional acaudillada desde la Casa Blanca.

En este clima, lejos de perder la paciencia, el oficialismo reafirma su apertura para llegar al diálogo con la oposición. Plantea una serie de propuestas que permitirían un diálogo fructífero y de consenso con los distintos espacios políticos. Estos aspectos son: primero, el respeto a la soberanía; segundo, el respeto a la paz; tercero, el levantamiento de las sanciones económicas que pesan sobre el pueblo venezolano; cuarto, un mecanismo para dirimir por vías pacíficas las diferencias que existan entre la oposición y el gobierno; y quinto, respeto a la no injerencia de países extranjeros en los asuntos internos de Venezuela. Cinco puntos básicos que hacen a la soberanía, la dignidad nacional, la paz y la autodeterminación de cualquier pueblo del mundo. Solo eso pide Maduro como condiciones para llegar al diálogo. Veremos si la oposición respeta estos puntos, o si insiste en sus intentonas por derrocar a un gobierno legítimo mediante el boicot sistemático y el llamado a Estados Unidos y sus esbirros a intervenir en los asuntos del pueblo venezolano (Revista Universitaria).

 


 

Gobierno de Venezuela llevaría cinco puntos a diálogo con oposición

 

El ministro de Comunicación de Venezuela, Jorge Rodríguez, afirmó que las elecciones del pasado 20 de mayo cumplieron con estándares internacionales.

 

El ministro de Comunicación e Información de Venezuela, Jorge Rodríguez, aseguró que su Gobierno llevaría cinco planteamientos a una posible mesa de diálogo con la oposición venezolana.

«Nosotros veremos qué trae la oposición en su propuesta, nosotros llevaremos: uno, respeto a la soberanía de Venezuela; dos, respeto al derecho a la paz que tiene Venezuela; tres, levantamiento de las sanciones (…); cuatro, que se establezca un mecanismo para dirimir por vías pacíficas las diferencias que haya entre el Gobierno y la oposición; cinco, que haya un respeto a la no injerencia por parte de otros países y de otros gobiernos a los asuntos internos de Venezuela», indicó el ministro Rodríguez.

En entrevista concendida al medio ruso Sputnik Nóvosti, Rodríguez respondió así a la pregunta sobre la posible mesa de diálogo propuesta  por el Grupo de Contacto convocado por la Unión Europea y Uruguay.

Sobre el planteamiento a una convocatoria a elecciones, Jorge Rodríguez destacó que los comicios presidenciales que se realizaron el pasado 20 de mayo de 2018, en las que resultó reelecto el presidente Nicolás Maduro, para el período 20192025, cumplieron con estándares internacionales.

«Ya las elecciones presidenciales se realizaron, no solo con estándares internacionales, sino con el sistema electoral venezolano, que es el más blindado del mundo entero, más fiable que el sistema electoral de Estados Unidos, de España, y sin duda que el de Colombia», agregó, pero insistió que habría que esperar una agencia opositora.

La oposición venezolana argumenta que los comicios del 20 de mayo no contaron con las garantías que ellos exigían en la mesa de diálogo de la República Dominicana.

«El boicot a la elección venezolana (por parte de la oposición) se hizo para tener el argumento de la agresión que actualmente están intentando perpetrar contra Venezuela, el boicot inició incluso antes de las negociaciones de Dominicana», añadió Rodríguez.

En tal sentido, el ministro  Rodríguez calificó como «una agresión inconstitucional y agresiva», el reconocimiento del diputado opositor del parlamento venezolano en desacato, Juan Guaidó, como presidente encargado de Venezuela.

«Es puramente una agresión, una intención inconstitucional, agresiva, de un cambio de régimen de sustituir al Gobierno debidamente electo el 20 de mayo, por un Gobierno, por un señor que no lo ha elegido nadie, como no sea 75.000 personas que votaron por él para ser diputado en un pequeño estado (Vargas — norte) de Venezuela», manifestó.

 

(teleSUR)

Modificado por última vez en Domingo, 03 Marzo 2019 21:43
Valora este artículo
(0 votos)