La asunción de AMLO y la esperanza de América Latina

Bajo el lema “¡Viva nuestra américa unida!” el pueblo mexicano festejó la asunción de López Obrador, el presidente más votado en la historia de México. Este hecho es más que una simple renovación de mandatarios o un acto democrático, que AMLO haya ganado significa un nuevo rumbo para la política, economía, sociedad y cultura del país azteca y una veta de esperanza para la recuperación de la soberanía latinoamericana.

 

Acudieron al acto de ceremonia más de 400 representantes internacionales entre ellos: Lenín Moreno, presidente de Ecuador; Juan Orlando Hernández, presidente de Honduras; Iván Duque, presidente de Colombia; Gabriela Michetti, vicepresidenta de Argentina; Jimmy Morales, presidente de Guatemala; el mandatario de Bolivia, Evo Morales; de Cuba, Miguel Díaz-Canel; y de Venezuela, Nicolás Maduro. Por sorpresa, el presidente de Venezuela agradeció el cariño y la fraternidad con que lo había recibido el pueblo mexicano y el mandatario AMLO. Al mismo tiempo que era abucheado por diputados y senadores de la derecha representantes de la oligarquía fue ovacionado por las organizaciones sociales y distintos sectores populares agradeciendo su honestidad, resistencia y defensa al proyecto bolivariano de Venezuela. Este acto pinta de cuerpo entero el plan de gobierno de López Obrador: gobernar para defender la integración latinoamericana en contra de los intereses de los países imperialistas.

En su discurso AMLO aseguró que en México comenzará un nuevo régimen político ya que se luchará fervientemente en contra de la corrupción y la impunidad reinante en el país. Además atacó el “modus operandi” del neoliberalismo señalando que han robado recursos del pueblo y de la nación y que en las últimas décadas han permitido la transferencia de renta al exterior y han vendido funciones del Estado a manos extranjeras. “Anunció que crearán 100 universidades públicas, la pensión de los adultos mayores será aumentada al doble y tendrá carácter universal, un millón de personas con capacidades diferentes tendrán pensiones, atenderá de inmediato a los afectados por los sismos, otorgará créditos a pequeños empresarios y productores del campo, venderán una canasta de rubros básicos a precios justos”[1] para ello le prometió al pueblo no endeudarse y pidió que esto “se oiga fuerte y se oiga lejos” ya que México tiene una gran dependencia hacia el FMI. El cuidado del medio ambiente por eso dejará de usar técnicas para la explotación de recursos tales como el fracking y no se permitirá el uso de transgénicos, la lucha contra la corrupción, inseguridad, narcotráfico y pobreza y la defensa de la soberanía nacional son ejes centrales en el plan de gobierno de AMLO.

Este gobierno de tinte nacional y popular tendrá una principal prioridad: los más vulnerados, los pobres, los que sufren diariamente las injusticias de un país oprimido. Esperemos que los gobiernos de López Obrador, Maduro, Evo Morales, Díaz-Canel logren eclipsar a otros gobiernos como el de Macri y Bolsorano y devolverle a Latinoamérica la esperanza de lograr una patria justa y soberana.

“Por una Suramérica democráticamente unida, independiente cultural y económicamente, solidaria entre pueblo y países”

Valora este artículo
(0 votos)