¿Es el G-20 una forma más de legitimar el orden mundial?

 

Luego del rotundo fracaso que fue el operativo de seguridad que desencadenó en el papelón histórico del superclásico, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires recibirá durante esta semana a las y los máximos mandatarios de los países centrales. Se plantearán diversos tópicos con el eufemismo de buscar soluciones políticas a las principales demandas mundiales. Como bien diría Jauretche “es lo mismo que ir al almacén con el manual del comprador, escrito por el almacenero”, lo que en este caso sería “lo mismo que reunirse para discutir las opresiones internacionales, con el manual de la dominación, escrito por Estados Unidos”.

Un poco de revisionismo histórico ayuda en la comprensión del trasfondo político que encubre el famoso Grupo de los 20.  Posterior a la caída del Muro de Berlín (1989) y la disolución de la URSS (19901991), se daba lugar a que las potencias imperialistas, principalmente los Estados Unidos, comenzaran un proceso de expansión capitalista trasnacional. Seguido de ello, se formaba un foro para discutir la repartición del mundo de manera anual entre las principales potencias en el marco del G7 (Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido).

En el año 1999 se expande el G7 dando lugar al surgimiento del actual G20. A diferencia del anterior, este foro reunía a los presidentes de los bancos centrales y ministros de finanzas de los países miembros e invitados. Al estallar la crisis financiera internacional en el 2008, se incorporó a los presidentes y jefes de estado a las reuniones del foro. Esto se implementó con el objetivo de “ampliar la agenda”, para que a posteriori, se lograra hacer confluir a las potencias centrales con algunos países periféricos de distintas regiones para seguir legitimando el “nuevo orden mundial”.

¿Qué implica el G20 en la actualidad?

Según su página web oficial, el G20, o Grupo de los 20, es en grado de importancia, el máximo foro internacional para la cooperación económica, financiera y política: aborda los grandes desafíos globales y busca generar políticas públicas que los resuelvan. 

Está integrado por la Unión Europea y 19 países: Alemania, Arabia Saudita, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur, Estados Unidos, Francia, India, Indonesia, Italia, Japón, México, Reino Unido, Rusia, Sudáfrica y Turquía 1. España se ha consolidado como invitado permanente. Además, el país que preside el foro tiene la potestad de sumar países: en esta oportunidad se invitó a Chile y a Holanda.

El gráfico expresa la representación desigual en términos regionales: América del Norte 3/3 — América del Sur 2/12 – América Central 0/7 – Europa 28 países (excluye a los no miembros de la UE) – África 1/55 – Asia 8/49 y Oceanía 1/14.

La decisión de expandir el G7 al G20 no fue por una cuestión democrática. Al ver el reverso de la trama comprendemos que las potencias centrales, al ampliar dicho foro, incorporaban las economías regionales de mayor importancia. Esto garantizaba el poder de decisión sobre el resto del mundo. Vale decir, un 10% (20 países) tendrán la potestad de resolver por sobre el 90% (174 países), aclarando que el tono de la decisión lo ponen las 2 o 3 potencias imperialistas de turno. Los miembros del G20 en conjunto representan el 85% del producto bruto global, dos tercios de la población mundial, concentran más de un tercio de la superficie del mundo, el 75% del comercio internacional y el 80% de las inversiones globales 2.

 

“Invitados” especiales

No solo participan del G20 los principales mandatarios, además de estos participan las llamadas “organizaciones socias”, vale decir, los organismos internacionales de crédito; el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Organización Mundial del Comercio (OMC) y la Organización para la Cooperación, el Desarrollo Económico (OCDE) y el Consejo de Estabilidad Financiera (FSB). A estos se suman las entidades invitadas por Mauricio Macri; el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) y la Comunidad del Caribe (CARICOM).  También son partícipes otras instituciones internacionales como la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Organización Mundial de Salud (OMS)3.

A sabiendas de las reticencias con que se plantea, la realidad es que este foro reúne la cúpula empresarial mundial en alianza con los principales países imperialistas. Quienes aplican las políticas a nivel mundial que garantizan las opresiones entre países dominantes y países semicoloniales, son los que vienen a proponer fórmulas mágicas para que las economías emergentes salgan adelante en conjunto con las de las potencias mundiales «por el bien de la humanidad». No es casualidad que esté financiado por empresas trasnacionales como Coca Cola, Danone, Microsoft, American Express, Google, UBER, la farmacéutica Novartis, Johnson & Johnson, YPF, Accenture y Unilever, entre otras4.  

Este G20 tendrá la particularidad que reunirá a las dos principales potencias imperialistas, Estados Unidos y China (hoy enfrentados entre sí). La rivalidad que se ha acrecentado en el último tiempo por las medidas proteccionistas que han aplicado ambos países en términos comerciales, a llegado a tal punto que podría desencadenar una nueva guerra interimperialista. Los ojos del mundo estarán atentos a lo que suceda en esta cumbre, por sobre todo, los del mundo empresarial.

Por parte del Gobierno Nacional, el presidente Mauricio Macri, tendrá para ofrecer como éxito político a las principales potencias centrales, la completa certeza de que este es un gobierno cipayo que cumple a rajatabla los pactos con el FMI, o cualquier organismo de sometimiento, legitimando el orden mundial a costa del pueblo argentino y demostrando que el puede ser el mejor alumno del imperialismo.

 

Referencias:

(1)    https://www.g20.org/es/g20/que-es

(2)    https://www.g20.org/es/g20/que-es

(3)    https://www.g20.org/es/g20/quienes-integran

(4)    http://venceremos-arg.org/2018/10/31/g20-una-cara-del-imperialismo-neoliberal/

Modificado por última vez en Miércoles, 28 Noviembre 2018 16:57
Valora este artículo
(0 votos)