8 de octubre-Aniversario del natalicio del General Juan Domingo Perón



Un día como hoy de 1895 nacía en Lobos, Provincia de Buenos Aires, el hacedor de los días más felices para el pueblo argentino. En la actualidad, el destino nacional se encuentra en manos de vendepatrias entreguistas que hambrean a la inmensa mayoría de los argentinos y argentinas. Por esto es que viene a cuento conmemorar el natalicio del compañero Juan Domingo Perón con el poema “No me olvides”, cuya autoría corresponde a uno de los mejores militantes que luchó para el campo nacional y popular, Arturo Jauretche.

Cuando la revolución fusiladora derroca al General Perón, entra en vigencia el decreto N°4161. Este prohibía todo aquello que estuviera identificado con el movimiento popular más grande de Latinoamérica. Ante esto, los compañeros y compañeras usaban en el bolsillo delantero del saco, un pequeño ramo de flores celestes, llamada “la flor del no me olvides”. Esto era una muestra de lealtad al proyecto del campo nacional y popular cuyo líder se encontraba en el exilio. Fruto de esta inspiración, el compañero Jauretche publica en el diario “El 45” el siguiente poema:

 

No me olvides

No me olvides, no me olvides
no me olvides,
es la flor del que se fue.
No me olvides, no me olvides.
No me olvides,
volveremos otra vez.
Es el novio de la patria
de la patria que le espera.
Volverán los nomeolvides,
volverán en primavera.
¡No me olvides, no me olvides,
no me olvides!
Canta el pueblo de Perón.
No me olvides sobre el pecho,
no me olvides pegadito al corazón.
Volverán los nomeolvides
cada año a florecer.
Con la flor de nomeolvides
no olvidando esperaré.
No me olvides, no me olvides.
No me olvides.
Es la flor del que se fue.
Nomeolvides, nomeolvides,
Nomeolvides
¡¡Volveremos otra vez!!

 

 

Hoy, a 123 años del nacimiento del primer trabajador, la realidad es muy diferente. Decía Evita «Si el pueblo fuera feliz y la Patria grande, ser peronista sería un derecho; en nuestros días, ser peronista es un deber». En los tiempos que corren ni el pueblo es feliz ni la Patria aspira a ser grande. Sumado a esto nos quieren hacer creer que no tenemos derecho a ser peronistas. De igual manera, en nuestros días ser peronista si sigue siendo un deber. Entendiendo al peronismo como algo que va más allá de una cuestión nostálgica o meramente ideológica, sino como una reivindicación de la actividad política en anhelo de una sociedad un poco más justa.

 Frente a esto, en tiempos de resistencia popular, nosotros “no olvidamos” lo que decía el General Perón “cada peronista lleva el bastón de mariscal en su mochila” y retomando su legado, con el bastón en alza, elevamos nuestras exigencias a los dirigentes del campo nacional y popular para que estén a la altura de las circunstancias. Cumpliendo con el objetivo de que, este gobierno antinacional y antipopular de los organismos internacionales de crédito expresado en Mauricio Macri, se vaya lo antes posible sin derramar una sola gota de sangre. Para esto es imprescindible consolidar la unidad para que retorne un gobierno a favor de las clases populares. En consecuencia, de cumplirse esto, retornarán los días más felices, que fueron y serán peronistas.

 

Compartimos un fragmento de Perón, Sinfonía del Sentimiento de Leonardo Favio

Modificado por última vez en Lunes, 08 Octubre 2018 19:27
Valora este artículo
(0 votos)