Unidad para recuperar la FUA, a 100 años de la Reforma

La ciudad de Rosario será centro de discusión estudiantil en las trigésimas elecciones de la Federación Universitaria Argentina (FUA).  El 11 y 12 de mayo el máximo gremio de representación estudiantil nacional debatirá acerca del proyecto político-educativo a defender, en un contexto de fuertes embates a la educación superior.

Quienes sean electos y electas tendrán que dirimir su postura frente al recorte y el arancelamiento encubierto a la Educación que está ejecutando el Gobierno Nacional: ajuste y maquillaje al Plan PROGRESAR, aumento del boleto de colectivo, fuerte incremento de alquileres, salarios docentes miserables y un presupuesto educativo vilipendiado por la inflación, por mencionar algunos ejemplos.

La actual conducción de la FUA en manos de Franja Morada tiene escaso interés en frenar la embestida hacia la Universidad, no les interesa enfrentar a Mauricio Macri, ni defender  la  “Educación pública siempre” a pesar de lo que digan sus “slogan” y remeras moradas. 

Josefina Mendoza es militante de Franja Morada,  Presidenta de la FUA y Diputada por el frente Cambiemos. Es la que votó en contra de los jubilados y pensionados, la que votó también el recorte en las Asignaciones Universales por Hijo. Pésima carta de presentación. Ella y su agrupación forjaron el frente de la UCR con el PRO, militaron los globos amarillos por todo el país, aplaudieron el fin del PROGRESAR como plan universal para los estudiantes, votaron por un presupuesto 2018 que destina más recursos al pago de deuda pública que a Educación (14% y 7% respectivamente[1]), se enfrentaron en los hechos y a través de una carta abierta a los docentes que reclamaban mejoras salariales y condiciones de labor…¡qué se puede esperar de la actual conducción de la FUA! Nada más que lo que vienen haciendo: planchar la discusión en cada Centro de Estudiantes o Federación que conducen y mantener silenciado al Movimiento Estudiantil, no vaya a ser que el jefe Macri se enoje si los estudiantes se deciden a gritar a viva voz lo difícil que es estudiar en un país donde las condiciones de vida desmejoran y asistir a la Universidad parece un lujo y no un derecho de cualquier ciudadana y ciudadano argentino.

La Franja Morada no está preocupada por los destinos de la Educación. La FUA en sus manos significa permitir que el gremio sea el brazo del ajuste macrista en la Universidad, podríamos parafrasear el Manifiesto Liminar y decirles “Los dolores que nos quedan son el ajuste que votaron” y no estaríamos equivocados.

Quienes consideramos que la Federación debe ser un instrumento de resistencia, tenemos la tarea de conformar un FRENTE DE UNIDAD EN DEFENSA DE LA EDUCACIÓN PÚBLICA Y GRATUITA. El Encuentro de Estudiantes en la Ciudad de la Plata fue el primer paso hacia un proyecto común.  Diversas organizaciones estudiantiles debatimos en comisiones y elaboramos un documento en común donde manifestamos que  “este año es el Centenario de la Reforma Universitaria de 1918 y necesitamos homenajearlo de la forma en que fue conquistada esa Reforma: con la más amplia unidad estudiantil en torno a un nuevo proyecto educativo; que defienda los derechos conquistados y sea capaz de dar respuesta a las necesidades de la comunidad educativa, el pueblo y la soberanía nacional”.

Recuperar la FUA a través de un gran frente compuesto por los estudiantes del campo nacional y popular, es el faro que debe guiar las acciones de  las organizaciones estudiantiles que buscamos una Universidad popular, profundamente democrática y al servicio de los argentinos y argentinas que la financian. Las elecciones de mayo, en el  Centenario de la Reforma, son el punto de encuentro para quienes coincidamos en esta tarea.



[1]https://www.minhacienda.gob.ar/onp/documentos/presutexto/proy2018/ley/pdf/planillas_anexas/capitulo1/anexa102.pdf